Num: 6890 | Sábado 18 de septiembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Playa fluvial de Cacabelos, una solución refrescante para el verano en El Bierzo

Este lugar de esparcimiento veraniego es ideal para pasar las jornadas calurosas en pareja, en familia o con los amigos

Playa fluvial de Cacabelos, una opción en El Bierzo
Playa fluvial de Cacabelos. / QUINITO

Si hay una localidad del Bierzo que sea conocida por sus animados festejos, esa es Cacabelos. En la villa del Cúa parecen estar siempre celebrando algo y el ambiente, en verano, en la playa fluvial de Cacabelos, es uno de los más animados de la comarca. Esta piscina natural en el río Cúa no es excesivamente fría, pues las aguas ya han bajado un cuanto desde su nacimiento, en el Campo de la Pesca, en Fornela. Sus márgenes, sobre todo la derecha, a su paso por Cacabelos, están adecuados para el disfrute de los bañistas y el puente, donde británicos y franceses se ‘zuscaron’ de lo lindo en 1809, dibuja una agradable estampa.

El paso de los peregrinos en su camino a Santiago de Compostela se realiza por dicho puente, desde el que se puede contemplar la playa fluvial de Cacabelos. Lo que no se puede es saltar al río desde él, pues está terminantemente prohibido. Pero aun a riesgo de romperse la crisma y, lo que es peor, de quebrantar la normativa municipal, algunos lo siguen haciendo. Descubre, además, todas las opciones de playas fluviales del Bierzo.

¿Qué actividades puedes hacer en la playa fluvial de Cacabelos?

La playa fluvial de Cacabelos es una de las más concurridas del Bierzo. Los fines de semana del verano, decenas de personas se congregan en ella para sacudirse los estivales calores dándose un ‘bañín’. También se puede llevar a cabo la práctica de la natación, pues el remanso de las aguas del Cúa en este punto así lo permite. El lugar es, en definitiva, un planazo para la tarde de un sábado. Y también con niños, que al encanto natural de darse un chapuzón en el río, junto al soberbio puente, hay que unir el pasatiempo en que se convertirá la observación en busca de renacuajos, pececillos e incluso alguna acuática ave que se pueda hallar allí de paso (o de descanso).

Playa fluvial de Cacabelos: puente de Cacabelos sobre el río Cúa
Puente de Cacabelos sobre el río Cúa / QUINITO

 

¿Dónde comer cerca de la playa de Cacabelos?

Una buena opción para comer si se va a pasar el día a la playa fluvial de Cacabelos es El Pajarito, una hamburguesería, bocatería y tapería que está muy cerca del río y del puente, en la margen izquierda. Dispone de soluciones prácticas (perritos, nuggets de pollo, etcétera) para dar con algo que le guste a los niños, y también de propuestas para los adultos, tapas y sartenes, hamburguesas gourmet y ese tipo de cosas. Y, además, una carta considerablemente buena de cervezas.

Es un lugar en el que se celebran meriendas de cumpleaños infantiles y en el que, a partir de las 19 horas de la tarde (y solo a partir de ese momento), sirven patatas asadas con pimentón y aceite, que por alguna razón es algo que les fascina comer a los cacabelenses.

Si el plan hamburguesería no convence, o si, sencilla y llanamente, el cuerpo pide pulpo tras el baño, como es totalmente natural, la playa fluvial de Cacabelos está muy cerca de varias pulperías, como La Compostela, y numerosos restaurantes. Realmente, la playa fluvial de Cacabelos está casi en el centro de la localidad, donde el tapeo y terraceo son hábito y casi norma.

Desde el puente a La Moncloa de San Lázaro, quizá el restaurante más conocido de Cacabelos (y uno de los top del Bierzo) son unos 15 minutos andando. La Moncloa es siempre una buena opción para asombrar a las visitas por el cuidado con el que interpretan la gastronomía local y, por supuesto, porque, como los mejores museos, tiene una espectacular tienda de regalos.

Qué ver cerca de la playa fluvial de Cacabelos

La jornada en la playa fluvial de Cacabelos se puede completar con varias visitas culturales, como puede ser acercarse a Pieros (es el pueblo de al lado) para subir al Castro Ventosa. Según algunos, este emplazamiento es el que menciona Floro (el historiador romano) en su resumen de las guerras todas de Tito Livio cuando dice aquello de que “primum adversus cantabros sub moenibus Bergidae proeliatum” (en cristiano, “bajo las murallas de Bergida, pelearon [los romanos] por primera vez contra los cántabros”). Pero este asunto no es algo que esté claro. El Castro Ventosa, en cualquier caso, tiene unas vistas estupendas sobre lo que viene siendo la olla del Bierzo y sus viñedos, que tanta fama le dan a esta vitivinícola comarca.

En Cacabelos, además, hay un estupendo Museo Arqueológico, el Marca, que merece la pena visitar. La villa es en sí es una localidad agradable, jovial y muy viva. Es por ello que a la playa fluvial de Cacabelos se le suma un entorno que la convierte en un plan familiar o de pareja o de amigos muy recomendable, fresco y entretenido. Y recuerde, eso sí: está terminantemente prohibido saltar desde el puente.

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.