El plenario del 13 Congreso del PSOE de Castilla y León aprobó hoy el informe de gestión defendido por el secretario general, Luis Tudanca, durante la primera jornada del cónclave socialista, que se celebra en Zamora hasta mañana y en el que participan 272 delegados de las nueve provincias de Castilla y León.

En ese informe, Tudanca defendió un proyecto para la Comunidad en el que nadie que se quiera quedar se tenga que ir para buscar su futuro, pero añadió que tienen que tener una alternativa porque nadie les va a votar por “lo mal que lo hace el PP o por el pasado”, a la vez que proclamó que van a liderar la lucha contra la corrupción, como ya lo ha hecho desde una oposición “dura y contundente”.

En el informe de gestión, como figura en la web socialista, se repasa la actividad en las distintas áreas y se subraya que han trabajado bajo la premisa de dos nuevos grupos en la oposición, y con la perdida de mayoría absoluta del partido popular, si bien se defiende que han llevado siempre la iniciativa de la oposición realizado, en concreto se cita las dos comisiones de investigación de las Cortes, la del HUBU y eólicas.

Igualmente, resalta el informe que han presentado en las Cortes las iniciativas “más completas fruto del trabajo conjunto y las reivindicaciones sociales” y enumera el Plan de inversiones sociales prioritarias, la “ambiciosa” propuesta en sanidad o las aportaciones al plan de reindustrialización, donde hubo un acuerdo de todos los grupos, igual que en financiación autonómica.

También defiende el debate en el seno del partido y con colectivos sobre el modelo territorial y subraya que la comisión ejecutiva autonómica ha respetado la posición que acordó el Consejo de Alcaldes en abril de 2016, con el rechazó al proyecto de mapas rurales remitido por la Junta a las Cortes.