La población residente de Castilla y León bajó 1.343 personas en el primer trimestre

La comunidad autónoma cuenta con 2.389.109 habitantes a 1 de abril
Las calles de Ponferrada
Vista de Ponferrada. / QUINITO

La población residente de Castilla y León disminuyó a lo largo del primer trimestre del año en 1.343 personas, pasando de los 2.390.452 habitantes al cierre del ejercicio, a los 2.389.109 del 1 de abril. Este ligero retroceso del 0,06 por ciento sitúa a la Comunidad en una posición rezagada, solo superada por las disminuciones en Aragón (0,19 por ciento) y Extremadura (0,12 por ciento). Este dato contrasta con la media nacional, que crece un 0,17 por ciento, con un aumento de 82.346 personas en el primer trimestre, alcanzando los 48.692.804 habitantes, cerrando así el valor máximo de la serie histórica.

No obstante, si se analizan los datos en la evolución interanual, se observa que la Comunidad ganó 4.885 personas, un 0,2 por ciento. En España, el crecimiento poblacional estimado fue de 459.615 personas, un 0,95 por ciento más, según los datos de la Estadística Continua de Población (ECP) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que revelan que las principales nacionalidades de los inmigrantes fueron la colombiana, la marroquí y la venezolana.

Durante el primer trimestre de 2024, la población creció en 12 comunidades autónomas y en la ciudad autónoma de Melilla, y se redujo en las cinco comunidades autónomas restantes y en la ciudad autónoma de Ceuta. Los mayores incrementos se dieron en la Comunidad de Madrid (0,44 por ciento), la ciudad autónoma de Melilla (0,40 por ciento) y la Comunidad Valenciana (0,36 por ciento).

De los 2.389.109 habitantes de Castilla y León, 1.174.284 son hombres y 1.214.825 mujeres, y 2.201.888 son castellanos y leoneses de nacionalidad española y 187.221 extranjeros. En cuanto a los grupos de edad, 58.828 personas tienen más de 90 años en la Comunidad, siendo el más numeroso el de 55 a 59 años, con 192.106 personas, seguido del de 60 a 64 años, con 187.819 personas, y el de 50 a 54 años, con 187.474 personas.

En cuanto a las provincias de la Comunidad, la evolución intertrimestral refleja que la población solo creció en tres provincias. Se trata del aumento del 0,05 por ciento en Burgos, con 168 personas más, hasta 359.454; un 0,09 por ciento en Valladolid, con 457 más, hasta los 525.455, y un 0,15 por ciento más en Segovia, con 233 personas más, hasta los 157.023.

En el lado opuesto, se redujo un 0,12 por ciento en Ávila, con 198 habitantes menos, hasta los 159.984; un 0,16 por ciento en León, con 735 personas menos, hasta los 446.618; un 0,04 por ciento en Palencia, con 69 personas menos, hasta los 158.051; un 0,16 por ciento en Soria, con 143 personas menos, hasta los 90.097, y un 0,19 por ciento en Zamora, con 309 personas menos, hasta los 166.012.

Respecto a la variación interanual, la población residente se redujo en tres provincias, encabezadas por Zamora, donde la caída fue del 0,33 por ciento, con 547 habitantes menos. Le siguieron León, con un descenso del 0,29 por ciento y 1.287 habitantes menos, y Salamanca, con un retroceso del 0,08 por ciento, lo que supone 272 personas menos.

Por otro lado, Segovia fue la provincia más dinámica en términos demográficos, con un aumento de su población del 0,76 por ciento, sumando 1.182 habitantes. Le siguió Valladolid, con un incremento del 0,63 por ciento y 3.308 personas más; Soria, con una subida del 0,52 por ciento y 467 personas más, y Burgos, con un avance del 0,43 por ciento y 1.539 personas más. También crecieron los habitantes un 0,2 por ciento en Palencia, con 310 personas más, y un 0,12 por ciento en Ávila, con 185 personas más.