La relación institucional entre la ciudad de Ponferrada y la Universidad de Elche nació hace un año con la puesta en marcha del primer programa de becarios universitarios de Fisioterapia, Podología y Terapia ocupacional que darían asistencia a los peregrinos del Camino de Santiago a su paso por la capital del Bierzo. Este lunes, la alcaldesa de la ciudad, Gloria Fernández Merayo, y el rector de la universidad, Jesús Tadeo Pastor, han dado un paso más para estrechar las relaciones institucionales y han mantenido una reunión para estudiar posibles proyectos.

El primero de ellos, previsto para Navidad, sería la representación del Misterio de Elche. “Nos hemos dado cuenta de que compartimos muchas cosas, como son dos Patrimonios de la Humanidad el Camino de Santiago y el Misterio de Elche. A ver si lo podemos tener para Navidad”, declaró la regidora berciana. A lo que Pastor añadió que su representación de arte sacro “forma parte de nuestras raíces y creo que nunca ha salido  de la Comunidad Valenciana. Merece la pena conocerlo porque desde el siglo XIV no se ha modificado la tradición”.

El segundo, y vinculado a los orígenes de su relación institucional, sería aumentar las prácticas de estudiantes de Fisioterapia, Podología y Terapia ocupacional a la Semana Santa y poner así en marcha un plan para dar asistencia a los costaleros.

Además, Ponferrada aspira nutrirse de la experiencia en agricultura y transformación de alimentos hortofrutícolas. “La idea es poner en marcha el próximo verano una serie de talleres vinculados al sector agroalimentario. Desde el Ayuntamiento de Ponferrada apostamos al 200% por esta economía y qué mejor que beneficiarnos de la experiencia de la Universidad de Elche para aprender de los mejores”, amplió Merayo.

“¡Sólo nos falta hermanarnos!”, bromeaba el rector, que destacó su viaje a Ponferrada como una constatación de “la buena relación” de ambas instituciones.

Reunión entre la alcaldesa de Ponferrada y el rector de la Universidad de Elche. / QUINITO