Ponferrada celebra este miércoles 6 de diciembre el nacimiento de la Contitución Española que en este 2017 cumple 39 años. El tradicional acto institucional en el Salón de Plenos del Consistorio berciano se vio empañado en esta ocasión por la remodelación de la sala que se inauguraba en el acto y que suscitó la polémica entre los grupos municipales de USE Bierzo y Ponferrada en Común. Ambos declinaron asistir y tomar parte en el mismo y pidieron la retirada de las imágenes de alcaldes franquistas por incumplir presuntamente la Ley de Memoria Histórica.

La encargada de abrir el acto fue la alcaldesa de la ciudad, Gloria Fernández Merayo, quien lamentó la ausencia de los ediles y agradeció a los presentes su comparecencia. “Debemos reconocer y celebrar la Constitución que tenemos y que claro que se puede y quizá debe ser cambiada pero desde el consenso y el trabajo”, manifestó.

A continuación, fueron tomando la palabra los portavoces de los grupos políticos con representación municipal presentes en la sala. El primero en hacer uso de su turno fue Tarsicio Carballo, del PRB, que criticó duramente el intento de independencia de Cataluña y  su “violación” de la Constitución española. “No se puede modificar la Carta Magna porque algunos se quieran ir. Sí deberíamos modificar a los gobernantes del pueblo que se niegan a que los bercianos podamos disfrutar de todos los derechos de la Constitución por no reconocer a nuestro territorio como provincia”.

Carballo fue el portavoz que más tintes bercianistas dio a su discurso mientras que los del resto de sus compañeros iban más enfocados al intento de ruptura soberanista de Cataluña.

Así, el portavoz de Coalición por El Bierzo, Pedro Muñoz, resaltó que este aniversario de la Constitución “es distinto a todos los anteriores. La amenaza al orden legal y constitucional se ha materializado. Por supuesto que la Constitución se puede reformar y cambiar y derogar y lo que sea pero conviene que dichos cambios se hagan de forma pacífica y ordenada”, pidió.

La portavoz de Ciudadanos, Rosa Luna, añadía que “las urnas, herramienta fundamental de la democracia constitucional en España tienen que ser urnas que iguales y no que separen ni diferencien. Es un error debatir cómo mejoramos España pensando sólo en contentar a los que quieren romperla”.

PSOE y PP se ajustaron de manera más estricta al texto constitucional y mientras el portavoz socialista, Olegario Ramón, analizó los pormenores del Artículo 155, la portavoz del PP, Amparo Vidal, se centró en el título preliminar, “los nueve artículos de este título muestran las líneas maestras del texto, sus pilares, sus sostenes y también sus objetivos, sus ambiciones y, precisamente el último de sus artículos, el 9.1, establece que los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico. Los redactores de la Constitución sabían de la importancia de consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la Ley como expresión de la voluntad popular. Ese fue su trabajo y ahora viene el nuestro que es sencillo, al menos en su definición, no traicionar el espíritu de consenso”.

Imágenes del acto institucional, por Quinito