El concejal de Medio Rural de Ponferrada, Iván Alonso, aseguró este miércoles que el área que dirige se pondrá en contacto próximamente con una empresa autorizada para la retirada de un vertido de uralita en las proximidades de un cauce en la localidad de Valdefrancos. Según Alonso, se pasará la factura, además de la correspondiente sanción, al responsable del mismo.

En ese sentido, Alonso lamentó que la asociación Adesvo haya difundido públicamente la información referente al vertido y recordó que el Consistorio ya cursó la correspondiente denuncia ante la Policía Municipal, que está investigando la autoría de los hechos, tras tener conocimiento de la situación a través del presidente de la junta vecinal el día 19 de diciembre.

En todo caso, el edil reconoció la “gran labor que hace Adesvo en defensa del medio rural y del Valle del Oza”, pero deseó una comunicación “más fluida, porque esa asociación puede ponerse directamente en contacto conmigo cuando quiera y el difundir la información públicamente puede haber entorpecido la investigación policial, algo que ninguno deseamos”.