Ponferrada despide la primavera con temperaturas por encima de los 39 grados centígrados, algo que no ocurría desde que se registran estos datos (1951). La ola de calor parece que ha dado un respiro a los bercianos este lunes, con cielos parcialmente nublados y temperaturas algo más bajas a pesar de que se espera una máxima de 35 grados a lo largo de la tarde. Las tormentas podrían dejar precipitaciones y algún rayo durante la jornada de este lunes y extenderse hasta el martes. El miércoles, vuelven a dispararse los mercurios.

La Agencia Estatal de Meteorología, AEMET, recuerda a la población que el índice ultravioleta está en el nivel 10, el máximo, por lo que recomienda extremar las precauciones: no tomar ni exponerse al sol en las horas centrales del día, hacerlo siempre con protección solar, tomar mucha agua para evitar deshidrataciones y protegerse con gorras y gafas.