La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, se ha reunido este lunes en Valladolid con la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, para presentarle dos proyectos para tratar de recuperar el comercio del centro de la capital berciana. Se trata, por una parte, del Plan Integral de Dinamización Comercial de Ponferrada, y por, la solicitud de declaración de ‘Zona de gran afluencia turística’.

El Plan Integral de Dinamización Comercial de Ponferrada consistiría en una actuación integral en el centro de la capital berciana, desde la regeneración urbana al uso de nuevas tecnologías que permitiría funcionar como un moderno ‘centro comercial abierto’, según trasladan desde el consistorio a través de comunicado de prensa. “Ha tenido muy buena acogida, pues es una experiencia que puede exportarse a otras zonas de Castilla y León”, entiende Merayo. “En estos momentos se está estudiando la forma de articular un convenio que se firmará entre el ayuntamiento y la consejería de Economía y Hacienda”, aunque no dan cifras de a cuánto podría ascender.

El segundo tema importante ha sido la solicitud de ‘Zona de gran afluencia turística’, restringido a dos zonas: al casco histórico y al centro urbano – Plaza de Lazúrtegui, Avenida Gómez Núñez, Camino de Santiago y calles aledañas-. “El objetivo de esta declaración es muy importante, ya que permitirá la revitalización del comercio tradicional: primero porque tendremos acceso a las ayudas de las administraciones y los comerciantes a líneas específicas de subvenciones estatales y europeas”, entiende Merayo.

Con estos dos proyectos, la regidora de la capital del Bierzo asegura que “podremos hacer atractivas de nuevo estas zonas para las grandes cadenas comerciales, para frenar este éxodo que hemos tenido últimamente; y sobre todo, volver hacer atractivo el centro de la ciudad para el comercio tradicional”.