Agentes de la Policía Municipal de Ponferrada tramitaron durante el pasado fin de semana un total de 23 denuncias contra personas que consumían alcohol en la vía pública, según informaron hoy fuentes del Consistorio de la capital berciana. Los efectivos policiales también cursaron diez actas por incautación y consumo de sustancias estupefacientes.

Al respecto, la Policía Local llevó a cabo un total de 51 controles de alcoholemia entre el viernes y el domingo, de los cuales cuatro arrojaron resultado positivo. Además, instruyeron diligencias judiciales mediante dos juicios rápidos contra dos personas que conducían sus respectivos vehículos bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Por otro lado, se registró un total de 12 denuncias relacionadas con el tráfico y la grúa municipal hubo de prestar ocho servicios. Además, se produjeron diez accidentes de tráfico, todos ellos sin heridos. Por último, los agentes cursaron otras dos denuncias contra locales que infringieron el horario de cierre.