Ponferrada tenía ganas de Melendi y quedó demostrado la noche de este jueves. El artista asturiano cantó ante miles de personas en un auditorio municipal repleto que coreó a grito pelado, votando y con los cuernos en alto sus canciones durante dos horas. El día que la concejala de Fiestas de la capital del Bierzo, Concepción Crespo, anunció que el cantante sería el artista principal de las fiestas de La Encina las voces críticas no tardaron en salir. “Melendi viene todos los años”, y sí, hacía sólo tres que el artista había estado en el auditorio ponferradino, pero el público siempre le responde.

Lo primero que escucharon por megafonía los seguidores de Melendi fueron las advertencias de seguridad y las recomendaciones a seguir en caso de emergencia por parte de Bombros, Policía, Protección Civil, Cruz Roja y seguridad privada que permanecían pendientes del público para que todo saliese bien. Inmediatamente después comenzaron los acordes de guitarra de la canción “Hijos del mal”. “Los pensamientos son de los hombres esos jamás nos los podrán arrebatar”, cantaba Ramón mientras el público estallaba de la emoción por ver a su artista sobre el escenario. Eran las diez y cuarto de la noche, el espectáculo empezaba tarde, pero se alargó durante dos horas.

No se habían cumplido los primeros cuarenta minutos de concierto y el artista asturiano ya se sentía como en casa. Bromeaba con el público sobre el partido que disputará este sábado el Real Oviedo, su equipo de fútbol cuando de repente el cantante fijó su mirada en el centro del público y dijo, “¡Algo está pasando ahí! Rápido, Protección Civil”, y el concierto se paraba. No pasaron más de unos segundos cuando personal de Protección Civil, seguridad privada del recinto y Cruz Roja rodeaban a un chico acostado en el suelo y con las piernas en alto. El calor provocó que un joven se sintiese indispuesto, un poco mareado, y los sanitarios prefirieron sacarlo del recinto en camilla para atenderlo más tranquilamente lejos de los ojos curiosos de los presentes y permitir también que el concierto continuase.

Pasadas las doce y media de la madrugada, “Yo me veo contigo” y un selfie del artista sobre el escenario con todo su público levantando los brazos para la foto se despedían del primer concierto de las fiestas de La Encina de este año.

VER TODAS LAS IMÁGENES DEL CONCIERTO EN LA FOTOGALERÍA