La Ponferradina se juega la temporada en cuatro partidos

El equipo blanquiazul se medirá a cuatro rivales que pelean por la salvación con la Cultural al acecho del playoff
Yuri se va de un rival durante el Ponferradina-Cultural disputado en El Toralín
Yuri se va de un rival durante el Ponferradina-Cultural disputado en El Toralín. / QUINITO

La Ponferradina se jugará toda la temporada en las cuatro últimas jornadas de Liga, en las que el equipo blanquiazul deberá pelear para mantener la plaza de playoff que ha venido ocupando durante prácticamente toda la temporada y que se ha puesto en peligro con los últimos resultados, que han permitido a la Cultural Leonesa acercarse a sólo dos puntos en la clasificación.

Tras 34 jornadas, la Deportiva, que fue líder durante varias jornadas y cuando Juanfran sustituyó a Íñigo Vélez estaba a dos puntos del Deportivo, es quinta con 57 puntos, once menos que los gallegos, a los que ya es virtualmente imposible alcanzar, por lo que el objetivo prioritario ha pasado del ascenso directo a jugar el playoff. Para ello, el equipo berciano no puede permitirse más tropiezos en una recta final que le deparará cuatro enfrentamientos ante equipos que pelean por evitar el descenso: Cornellà y Sabadell a domicilio y Real Unión y Teruel en El Toralín.


El golaveraje particular con sus principales rivales también es un lastre para la Ponferradina, que lo tiene perdido contra Deportivo, Barça B, Nàstic y Cultural, y sólo se lo ha podido ganar al Celta Fortuna, por lo que los empates a puntos jugarán casi siempre en contra de los intereses bercianos.

Cuatro rivales en apuros

El primer escollo que tiene por delante la Deportiva es el Cornellà, decimoctavo clasificado a tres puntos de la salvación, al que visitará este domingo a las 16.00 horas en su exilio de Palamós. El domingo 12 de mayo a mediodía llegará al Toralín el Real Unión, que actualmente cuenta con sólo dos puntos de ventaja sobre el descenso.

En las dos últimas jornadas, los rivales de la Ponferradina serán el Sabadell (16º con 37 puntos, a uno de la salvación) en la Nova Creu Alta y el Teruel (17º, 36 puntos), que visitará el Toralín en la última jornada, un partido en el que quizá los dos equipos se estén jugando sus respectivos objetivos en 90 minutos.

Tras la derrota ante el Barça B, el lateral Andoni López definió de forma gráfica lo que le espera al equipo en estas cuatro jornadas: “Mi experiencia me dice que los últimos partidos contra los de abajo es una guerra. Tenemos que mejorar ciertos aspectos, sobre todo los errores de hoy, y afrontar los partidos sea contra quien sea, intentando sacarlos adelante”.

Juanfran no fue el revulsivo esperado

La sensación de trapecista sin red que tiene actualmente la Ponferradina era algo que pocos podían esperar en enero, después de que el equipo firmara la mejor primera vuelta de los últimos años y se reforzara en el mercado invernal con nombres ilsionantes como los de Borja Valle, Andújar o Yeray.

Sin embargo, con el nuevo año los resultados empezaron a no acompañar y el club decidió fulminar a Íñigo Vélez en busca de “mejorar la dinámica deportiva” tras una racha de una victoria en seis partidos, según explicaron desde El Toralín en aquel momento. Juanfran fue el elegido para retomar la senda del ascenso, pero los resultados tampoco han sido positivos con el valenciano, que ha perdido tres de sus seis partidos y sólo ha podido ganar al Rayo Majadahonda, que la pasada jornada certificó su descenso a Segunda RFEF, y al Logroñés, que podría hacerlo este fin de semana.

Así las cosas, la Ponferradina deberá ofrecer su mejor versión en el último mes de competición para seguir optando a recuperar la categoría que perdió el año pasado, aunque sea a través del camino largo del playoff.

Calendario final Liga Primera RFEF