El Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León pidió hoy, durante la reunión de la Junta de Portavoces del Parlamento, una nueva prórroga de 20 días para tramitar el Proyecto de Ley sobre los mapas rurales, del modelo de ordenación del territorio, mientras todos los grupos de la oposición criticaron la falta de consenso e incluso desde Ciudadanos se reclamó que se devuelva a la Junta y se inicie la tramitación desde el principio.

Por su parte, el viceportavoz de los ‘populares’ en las Cortes, Ángel Ibáñez, hizo un llamamiento a la “responsabilidad” y a la “flexibilidad” a todos los grupos, y resaltó que el proyecto de ley remitido a las Cortes es un documento “sólido y bien trabajado”que ha contado con aportaciones de muchos sectores y del que la Junta ha informado convenientemente a todas las entidades locales.

A su vez, Ibáñez se mostró convencido de que se pueden “limar cuestiones” para avanzar en las negociaciones y alcanzar la mayoría reforzada que requiere una norma que, según resaltó, vendrá a mejorar los servicios esenciales en el medio rural. Además, recordó que se trata de uno de los objetivos de legislatura consensuado con el resto de grupos en julio de 2015.

Por su parte, el socialista José Francisco Martín, reprochó a la Junta que debería haber negociado este proyecto de ley antes de enviarlo a las Cortes y, en clara referencia al vicepresidente del Gobierno, José Antonio de Santiago-Juárez, aseguró que esta situación de bloqueo se produce por las “prisas a la hora de colgarse una medalla”.

En la misma línea se pronunció la procuradora de Podemos Natalia del Barrio, que además de criticar la falta de consenso, criticó que a estas alturas todavía no se saben qué tipos de servicios prestarán los ayuntamientos y qué servicios prestarán las mancomunidades.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Luis Fuentes, también reprochó el “empeño” del vicepresidente de la Junta por tramitar una ley sin existir consenso, mientras que el portavoz de Izquierda Unida, José Sarrión, aseguró que su formación defiende que la ordenación del territorio se realice en base a las comarcas y criticó que “estamos ante un debate que deja mucho que desear”.

Con la prórroga de 20 días solicitada y teniendo en cuenta que el mes de agosto es inhábil en las Cortes, el Grupo Popular tendrá hasta septiembre para buscar el consenso necesario.