El pregonero de la Feria de los Productos de León, José Luis Prada, de ‘Prada a Tope’, hizo un llamamiento hoy a los productores del sector agroalimentario de la provincia para que “no se prostituyan” y mantengan el tipo y la calidad con el fin de poder ser “los mejores”. Así lo dijo durante la inauguración de esta feria, que estará abierta al público hasta el próximo domingo en la plaza de toros de León, donde podrán visitarse un total de 73 expositores con representación de las 16 marcas de calidad con las que cuenta la provincia.

Prada instó a las administraciones a defender “a capa y espada” a aquellos emprendedores del sector agroalimentario de las zonas rurales porque son quienes “potencian y trasforman cosas del mismo pueblo” y porque constituyen “la riqueza que perdura en el tiempo”. Prada elogió la “unión” en el esfuerzo que se está desarrollando en esta materia y abogó por dejar a un lado “el pueblerenismo” porque el enfrentamiento entre territorios es posible en el fútbol pero no en el resto de materias.

El pregonero recordó los inicios de esta feria, que ahora constituye “un lujo” y que fue “pionera” en España, a raíz de la cual surgieron marcas similares de otros territorios, pero que Prada consideró que constituyen “una copia de lo que aquí se ha hecho desde el año 1993”. Por ese motivo, agradeció el apoyo de la Diputación Provincial durante todos estos años y reclamó un aplauso para la fallecida Isabel Carrasco porque “tendría los defectos que tuviera, pero siempre apostó por los Productos de León”.

Después de muchos años “de trabajo y de sudar sangre” ahora son muchos quienes abogan por potenciar los productos de cada región con el fin de generar puestos de trabajo y poder subsistir. “Es algo que llevamos diciendo aquí 40 años”, recalcó Prada. Igualmente lamentó el afán de las grandes ciudades por seguir creciendo, lo que genera un estrés entre la población que busca en los pueblos “reencontrarse con las vivencias y los productos auténticos”, de ahí que incidiese en la importancia de que los productores “no se prostituyan” con el fin de “vender más y estropear el producto” porque hay que “hacerlo para subsistir, para vivir dignamente, pero sobre todo para dar ejemplo a la gente que viene de la ciudad”.

Por último, en relación a la provincia de León, Prada lamentó el abandono en la comarca del Bierzo e hizo un llamamiento para “defender lo nuestro” porque León es una provincia “increíble” que posee “una gran diversidad” y un número de marcas de calidad como no hay en otros territorios. “Presumamos de ello”, concluyó el pregonero de la Feria Productos de León.

Por su parte, el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, resaltó que esta feria recoge “lo mejor de la despensa de nuestra provincia” así como el reconocimiento “al campo leonés, al trabajo de miles de agricultores, ganaderos, productores artesanos e industriales agroalimentarios”. El sector se ha constituido en uno de los motores económicos de la provincia, como pone de manifiesto el hecho de que esté compuesto por medio millar de empresas bajo el paraguas de ‘Productos de León’ y dé empleo a unas 14.000 personas, en especial del medio rural, habiendo pasado a representar hasta el diez por ciento de la economía provincial.

Esta feria “con arraigo” que representa “la esencia de la provincia” ofrecerá a los miles de visitantes que, como cada año, se espera que pasen por el recinto taurino, más de 2.000 metros cuadrados, una superficie que se espera poder incrementar el próximo año, cuando se conmemora la XXV edición de esta feria y que se prevé que pueda desarrollarse en el futuro Palacio de Congresos, siempre y cuando esté finalizado. Además, Majo confió en que se lleve a cabo en el marco de los actos de León como Capital Gastronómica 2018.

Además, el presidente de la institución provincial resaltó que a pesar de que la provincia cuenta en la actualidad con 16 marcas de calidad, hay otras que aspiran a conseguir este reconocimiento, como es el caso de los quesos de la provincia, la miel, el tomate de Mansilla o el garbanzo pico pardal. Además, se felicitó de que cada día “son más las empresas que quieren estar con nosotros” y con una iniciativa que la Diputación Provincial arrancó “de forma pionera” dentro de un sector agroalimentario que “tiene mucho que decir” y que se está convirtiendo en “una alternativa” en la que hay que creer y en la que la institución provincial pone “la plataforma de despegue”.

Inauguración de la XXIV Feria de los Productos de León. / C. S. Campillo

Capitalidad gastronómica

La próxima designación de la Capital Espalola de la Gastronomía 2018 ha sido uno de los aspectos que ha marcado la presentación de esta feria agroalimentaria de los Productos de León, ya que si León obtuviese este reconocimiento, coincidiría el próximo año con la conmemoración también de las ‘bodas de plata’ de la feria. Además, Silván garantizó que dentro de un año en estas mismas fechas erá posible “utilizar, disfrutar y disponer” el Palacio de Exposiciones para albergar esta cita, dado que la plaza de toros “se queda pequeña”.

Silván recordó que con los ingredientes con los que cuenta la provincia, León apostó por presentar su candidatura a esta Capitalidad Gastronómica que es “de todos” y en la que se ha decidido implicar a todas las comarcas, los productos, los empresarios y los profesionales. “Ese es el valor del proyecto” que será juzgado el martes de la próxima semana y que Silván calificó como “un proyecto excelente y bien armado” aunque, de no ser así, Silván aseguró que se seguirá trabajando en ello porque “el proyecto ya es un éxito en sí mismo” y a partir de ahora hay que “cuidarlo, mimarlo y trabajar para ello”, concluyó.

El presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, acompañado por el alcalde de León, Antonio Silván, inaugura la XXIV Feria de los Productos de León. Junto a ellos, el empresario José Luis Prada, pregonero de la presente edición. / C. S. Campillo