Protección Civil declara la alerta por fuertes vientos y lluvias en toda Castilla y León hasta el próximo lunes

Desaconseja la práctica de actividades al aire libre en las próximas horas, en especial en las zonas de montaña
Los bomberos de Palencia retiran ramas de un árbol abatido por el fuerte viento en la calle Aragón sobre unos cables eléctricos

La Agencia de Protección Civil y Emergencias declaró la alerta en toda la Comunidad por la previsión de “fuertes vientos y lluvias” las próximas horas por el paso de la borrasca Ciarán. Está previsto que Castilla y León sufra fuertes vientos de componente oeste-suroeste, con rachas máximas de 80-90 kilómetros por hora en tod el territorio, que pueden alcanzar los 100 kilómetros por hora en áreas de montaña.

Desde esta madrugada, la borrasca Ciarán y sus frentes asociados aportarán además precipitaciones generalizadas de lluvia en toda la Comunidad, de carácter “intenso y persistente” en la mitad oeste y en los sistemas montañosos, donde podrán acumularse entre 40-60 milímetros en doce horas.

Esta situación meteorológica se prolongará a lo largo del fin de semana a causa de la llegada de una nueva borrasca, de características similares, en la madrugada del sábado. Se prevé que, en la jornada del lunes 6 de noviembre, la situación experimentará una clara mejoría, por lo que se dará por finalizada la actual situación de alerta a las 14.00 horas de ese día.

Por todo lo anterior, la Agencia de Protección Civil y Emergencias desaconseja la práctica de actividades al aire libre en las próximas horas, en especial en las zonas de montaña. Se recomienda asimismo la consulta tanto de las previsiones meteorológicas como del estado de la circulación, en el caso de que se emprenda viaje por carretera.

Recomendaciones

Además, se recomienda prestar mucha atención a los consejos para evitar incidentes derivados de las rachas de viento fuertes como, por ejemplo, retirar de las fachadas y ventanas de los edificios cualquier objeto que pueda ser susceptible de caer a la vía, como pueden ser tiestos, macetas o toldos, y revisar los anclajes de ventanas, persianas y antenas. En el caso de transitar como peatón, es aconsejable alejarse de marquesinas, andamios, árboles o edificios en ruinas, ya que pueden caer al suelo por el viento.

En el caso de la conducción de vehículos, se recomienda sujetar firmemente el volante con ambas manos, y extremar la atención a la entrada y salida de los túneles y en el caso de adelantar o cruzarse con vehículos pesados, ya que se puede producir el denominado “efecto pantalla”, que puede originar un desplazamiento lateral repentino del vehículo.

Para prevenir emergencias relacionadas con fuertes lluvias, hay que revisar el tejado y bajadas de agua, y eliminar toda acumulación de escombros, hojas, tierra, etc., que pueda obstaculizar el paso del agua al alcantarillado o cuneta próxima a la vivienda.

Se recomienda a las personas que viajen en vehículo que no estacionen a la orilla de ríos, cauces de barrancos, torrentes y puentes. Tampoco es revomendable cruzar con el coche vados de cursos de agua, aunque parezca que no cubre demasiado.

En caso de emergencia, se ruega contactar con el 1-1-2 y explicar con la mayor precisión posible qué es lo que ocurre y la ubicación.