Publicadas las bases reguladoras para la concesión del Bono Nacimiento

Se trata de una tarjeta prepago con hasta 2.500 euros por nacimiento o adopción de hijos desde el 1 de enero de 2023
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, presenta el Bono Nacimiento
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, presenta el Bono Nacimiento. / L. Pérez

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica este miércoles las bases reguladoras para la concesión del Bono Nacimiento anunciado ayer por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y que está dirigido a las familias de Castilla y León para el cuidado de sus hijos, por nacimiento o adopción.

El Bono Nacimiento consiste en una tarjeta prepago de hasta 2.500 euros que se podrá solicitar a partir del 7 de febrero. Se trata de una iniciativa que costará 20 millones de euros en 2023 y que busca fomentar la natalidad y ayudar a las familias con hijos, con la previsión de apoyar a 15.000 unidades al año por nacimiento o adopción, pero también dinamizar el comercio de la Comunidad, ya que la compra de los productos que necesiten los menores se deberá realizar en establecimientos de Castilla y León para apoyar el comercio de proximidad.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró durante la presentación que el importe variará según la renta y el tamaño de la familia, pudiendo llegar a 2.500 euros por hijo y hasta 5.000 en caso de menores con discapacidad, siempre y cuando las familias estén empadronadas en la Comunidad y su hijo haya nacido o haya sido adoptado a partir del 1 de enero pasado. La cuantía dependerá de la renta familiar y del número de hijos, con un apoyo más intenso a las familias más numerosas.

La Junta ha establecido tres tramos de renta. Para las que estén por debajo de los 40.000 euros, serán 1.500 euros por el primer hijo, 2.000 por el segundo y 2.500 por el tercero y siguientes; para rentas entre 40.000 y 60.000 euros, mil euros el primero, 1.500 el segundo y 2.000 el tercero y siguientes; y a partir de 60.000 euros, 500 el primero, 1.000 el segundo, y 1.500 a partir del tercero. Estas cuantías se duplicarán en el supuesto de discapacidad del menor.

En el caso de parto múltiple o adopción simultánea, la Junta abonará por todos los nuevos hijos el importe mayor que corresponda. Por lo tanto, una familia del tramo inferior de renta que tuviera trillizos percibiría 7.500 euros, 2.500 por cada nacido.

Las familias tendrán que solicitar la tarjeta prepago, que estará en el plazo de tres meses desde el nacimiento o adopción aunque luego no habrá caducidad para agotar su saldo. La previsión es que los padres recibirán el bono, con el 50 por ciento de la cantidad que les correspondan y el resto a los seis meses, a la semana de presentar la petición, que es el tiempo que dura la tramitación. El dinero servirá para que las familias adquieran los productos que el menor necesite como tiendas de alimentación, supermercados, parafarmacias y farmacias, entre otras. “Buscamos dinamizar la economía”, declaró el presidente de la Junta, transmitiendo la “total” tranquilidad al sector del comercio que no tendrá que hacer un control previo de este tipo de tarjetas prepago.

Este bono se sumará a los programas de la Junta para facilitar la conciliación, los beneficios fiscales y la progresiva gratuidad de la educación infantil, y confirma el liderazgo de la Junta en el apoyo a la natalidad y a las familias. En concreto, el Bono Nacimiento beneficiará a las familias empadronadas en la Comunidad con hijos nacidos o adoptados a partir del 1 de enero de 2023. Podrá solicitarse a partir del próximo martes, 7 de febrero, de acuerdo a las bases publicadas hoy en el Boletín Oficial de Castilla y León.

Bono por nacimiento o adopción de hijos