Cacabelos inauguró este viernes su XXII Feria del Vino de Cacabelos que ampliará su duración a una semana para poder ofrecer una serie de actividades culturales relacionadas con el sector vitivinícola, como charlas relacionadas con distintos aspectos relativos al cultivo de la vid, entregas de premios a los mejores vinos jóvenes o actuaciones de música y magia.

El alcalde de la villa del Cúa, Sergio Álvarez, confía en tener una “asistencia masiva” a la feria. En el acto, participó la banda de gaitas Castro Bergidum. La plaza Mayor acoge desde ayer y hasta el domingo 18 los diferentes stands de las bodegas participantes. Este año, no habrá gastronomía aunque las propias bodegas podrán ofrecer un pincho a sus clientes. Asimismo, el Consistorio ha previsto la presencia de un cortador profesional de jamón.

Además, junto a las distintas paradas habrá un stand de información turística para que los asistentes puedan conocer los lugares a visitar en el municipio, así como un mayor conocimiento sobre las bodegas participantes. El precio para los distintos caldos oscila entre el euro que costará un vino joven y los 2,5 euros que se cobrarán por un vino reserva. El vino joven de roble se venderá a 1,5 euros y el crianza, a dos euros.

 

Para más información consultar la Web del ayuntamiento de Cacabelos haciendo clic en el enlace.

El alcalde de la villa de Cúa cortó la cinta inaugural de la feria junto a la presidenta de la DO Bierzo, y el presidente del Consejo Comarca. / EBD