Ramón asegura que los funcionarios municipales “están obligados a verificar que se cumplen los servicios mínimos”

Asimismo, el alcalde de Ponferrada señala que "entre las obligaciones del personal de limpieza está el de recoger los residuos que estén alrededor de los contenedores"
Contenedores durante la huega de basura de Ponferrada. / QUINITO

A lo largo de esta semana se han producido varios cruces de denuncias entre el comité de huelga y FCC. Por un lado, los trabajadores han comprobado que la empresa, en colaboración con el Ayuntamiento, está utilizando personal del servicio de limpieza e incluso funcionarios municipales para realizar la recogida de basura. Al respecto, el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, asegura que “es obligación del personal municipal comprobar y verificar que se cumplen los servicios mínimos”, y que “el pliego del contrato decía claramente que entre las obligaciones del personal de limpieza está el de recoger los residuos que estén alrededor de los contenedores”.

El regidor hace de nuevo un llamamiento al acuerdo y a que se abandonen actitudes que “solo causan daños a la ciudadanía y a la ciudad, cuya restauración sale del bolsillo de todos”. Asimismo, ha querido dejar claro que “la huelga no es eso, es el ejercicio del derecho a no trabajar y explicar a los compañeros las razones por las cuales invitan a no trabajar, no destruir el mobiliario, el patrimonio público y hacer daño a todos, eso no forma parte del derecho de huelga”. “Los propios trabajadores en huelga ante todo el mundo pierde legitimidad, nadie quiere que se destroce lo que es de todos”, apunta.

Sobre las peticiones de varios grupos políticos a que el alcalde y el Ayuntamiento de Ponferrada medien en este conflicto, Ramón se muestra muy contundente, asegurando que “la negociación tiene que ser entre la empresa y los trabajadores, la obligación del Ayuntamiento es exigir que se cumpla el contrato y pagar”. Además, señala que “cuando se dice que el alcalde medie se está diciendo que el dinero salga del bolsillo de los ciudadanos para arreglar el conflicto”, algo que según ha aseverado en varias ocasiones, no va a suceder.