Num: 6595 | Viernes 27 de noviembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Redytel pone a Ponferrada en la vanguardia del ‘internet de las cosas’ en 2020

La empresa berciana Redytel, con cerca de treinta años de historia impulsando las telecomunicaciones en el Bierzo y en León, pone al servicio de los ponferradinos las herramientas para convertir la ciudad en una 'smart city'

redytel
Equipo de Redytel. / EBD

Redytel es una empresa berciana con casi tres décadas de historia que lleva en su código la filosofía del reinventarse. Empezaron dando servicios de radio y a día de hoy impulsan, junto a instituciones como el Ayuntamiento de Ponferrada y la Universidad de León, proyectos pioneros en el llamado internet de las cosas (IOT). En su hoja de servicios está el haber hecho posible el acceso a internet en zonas rurales donde no llegaba internet de calidad, mediante tecnología radio además de servicios de telecomunicaciones a organismos oficiales como Policías, Ambulancias, Cruz Roja, Medio Ambiente, y a empresas privadas como LM o el grupo Cupa, así como a instalaciones sanitarias como el Hospital de la Reina.

Desde 2010, ofrecen servicios acceso a en alta Velocidad a Internet y desde 2017 fibra a precios muy competitivos (29 euros incluido fijo, precio final e IVA incluido) además de tener una política comercial honesta sin subidas de precios, algo que es muy apreciado por sus clientes.

El servicio de fibra de Redytel se encuentra disponible para muchos habitantes de Ponferrada centro, Bembibre, y en pocos días en Cuatrovientos, Fuentesnuevas, Columbrianos, San Andrés de Montejos y Camponaraya.

Nacida en 1994, Redytel se ha encargado de dar servicios de radio a nivel profesional a unidades de policía o bomberos y a entidades públicas y privadas mediante una red propia de repetidores tanto en la comunidad de Castilla y León como en Galicia. Redytel ha desplegado una red propia de más de 400 km de fibra óptica fruto de una inversión de más de 2 millones de euros y cuenta con más de 120 repetidores por las provincias de León, Burgos, La Coruña, Pontevedra y Orense.

 

Con casi tres décadas de existencia y una plantilla que, a día de hoy, suma 14 profesionales experimentados en el sector, la berciana Redytel es una empresa de tecnología que tiene como meta y método el ser pionera. Esto es una cuestión de supervivencia en el mundo de las compañías de telecomunicaciones y 26 años de historia y progreso demuestran que Redytel ha sabido ser una de las mejores entre ellas. El internet de las cosas, IOT por sus siglas en inglés (Internet Of Things) es en la actualidad el reto y el signo de la modernización de ciudades, áreas rurales y negocios.

Bajo el rótulo de estas siglas, los países desarrollados buscan hacer inteligentes enseres cotidianos tales como contenedores de basura o depósitos de agua, sensores de calidad el aire y muchas otras cosas más. Tantas como el ingenio de los técnicos se avenga a mejorar para vivir más cómodos y más seguros. ¿Cómo? Mediante el uso de sensores y redes de datos (en el caso de Ponferrada y el Bierzo, donde este proyecto está despertando interés en otros lugares del mundo, con tecnología libre y gratuita) que permiten obtener registros y sacar utilidades.

Imagen del Morredero. / EBD

El internet de las cosas (IOT)

Pero, ¿por qué conectar una bombilla a una red de datos, un sensor de agua o un contenedor en una calle? Para saber cuándo hay que encenderlas, saber que siguen dentro de los niveles de salubridad o proceder a vaciarlos, por ejemplo. Para, en definitiva, registrar esos datos y obtener un conocimiento sobre el estado de estas cosas. Es decir: para conocer, también, cuando hay un problema y poder ser más eficientes.

Desde Redytel, explican que la tecnología que ellos desarrollan, en el ámbito del internet de las cosas, permite superar barreras económicas que antes hacían inviable la implantación de este tipo de proyectos. Es decir: gracias a redes de datos radio, no es necesario vincular cada sensor, cada punto ahora de la red, a una tarjeta de datos telefónicos (con el coste agregado que eso conlleva cuando hablamos de proyectos masivos como el que se está llevando a cabo en Ponferrada).

El internet de las cosas es, por decirlo así, como un sistema de domótica de aquellos que sedujeron el gusto más pudiente en el cambio de siglo, pero organizado en red y mucho más barato. Ya no es que tu arcón congelador te envíe un SMS (con el coste que eso lleva) si saltan los plomos, es que los distintos sensores que se instalan usan redes abiertas para transmitir sus datos y “hablar” con los repetidores sin que haga falta “pagarle el teléfono” a cada uno. Luego esos datos son organizados y gestionados por equipos de profesionales como los de Redytel para conseguir mejoras en la calidad de los distintos servicios.

Oficina de Redytel en la capital del Bierzo Alto, Bembibre. / EBD

 

Con la tecnología que desarrolla la berciana Redytel, de sensorizar, por ejemplo, los cubos de basura de una ciudad, podremos obtener datos del estado de cada uno de ellos (de una forma mucho más barata de lo que supone vincular cada uno a una tarjeta de teléfono), organizar esos datos y gestionarlos para ganar en eficiencia. Para saber, por ejemplo, cuando toca vaciar uno de ellos o rediseñar los horarios e itinerarios de recogida de acuerdo con el cómo y el cuándo del uso que la ciudadanía haga de ellos.

Con estos equipos, se pueden desarrollar proyectos para el campo y la ciudad, para la industria y la ganadería o el urbanismo que nacen aprovechando las vías al futuro que están abiertas ya en nuestro presente. Estas redes de alto alcance que se están instalando gracias al impulso de instituciones y empresas como la berciana Redytel cambiarán, para mejor, nuestra manera de ocuparnos de los quehaceres del mundo y afrontar, con costes asumibles, proyectos que hasta ahora se nos antojaban ataviados de los ropajes de la ciencia ficción, si no de la fantasía.

Redytel y su proyecto pionero en Ponferrada

Redytel cuenta con unos cuarenta centros emisores con gateways con los que desarrolla proyectos relacionados con el internet de las cosas. El campo, las viñas, la calidad del agua, la gestión de la luz en la ciudad… todas esas cosas pueden ganar en eficiencia gracias al desarrollo tecnológico del llamado IOT. En Ponferrada, un proyecto pionero en el mundo se ha propuesto plasmar más allá del papel esta revolucionaria posibilidad técnica y económica en el campo de las telecomunicaciones. Se trata de un sistema de control de la calidad del aire en espacios cerrados que, si ya de por sí favorece la calidad de vida, sirve además de herramienta en la lucha contra la pandemia de COVID-19.

El proyecto nace de la colaboración de Redytel con el Ayuntamiento de Ponferrada junto con el centro tecnológico del CARTIF y consiste en la instalación de sensores que miden la calidad del aire mediante un registro de los niveles de CO2. La situación sanitaria hace todavía más recomendable contar con una buena ventilación para minimizar los riesgos de contagio de COVID19 y, con un sistema como este, ese control resulta inmediato, poco costoso y perfectamente afinado. Es decir: eficiente.

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y la Universidad de León no se ha quedado al margen de este impulso que se está dando en la ciudad de Ponferrada al uso del internet de las cosas y ha puesto en marcha un curso en el campus de la capital del Bierzo para formar técnicos que sean expertos en el manejo de este tipo de equipos. Se trata de una formación teórica y práctica que empresas punteras de la comarca como Redytel, donde aseguran que apoyarán dicha actividad académica formando becarios, han recibido con muy buenos ojos.

Redytel ha sido capaz de llevar las tecnologías de la comunicación más punteras a puntos donde otras compañías no llegan. / EBD

La de Ponferrada será la primera experiencia de uso masivo de la tecnología del internet de las cosas en el patrimonio. Esto es posible gracias a la instalación de antenas por parte de Redytel que cubren toda la ciudad y posibilitan servicios que antes no se podían dar. Y al saber hacer de los ingenieros de esta compañía berciana, encargados de utilizarla y programar los sistemas. La medición de la calidad del aire es uno de los muchos posibles servicios que se pueden organizar a través de esa red de datos libre y gratuita, que está abierta para que, si algún estamento, público o privado, quiere desarrollar algún proyecto, también pueda.

La sensorización de Ponferrada para proteger frente al COVID 19 es la primera de las muchas plasmaciones que cabe esperar del desarrollo del internet de las cosas. Tal es su estatus de vanguardia en las tecnologías de esta iniciativa que, desde Redytel, aseguran que se ha despertado ya el interés en entidades de distintos puntos de España y también de Europa para conocer cómo se está llevando a cabo el proyecto.

Esta propuesta pionera en la capital del Bierzo, posible gracias al apoyo del Ayuntamiento y su colaboración con una empresa de tecnología puntera, es una de las varias que Redytel está llevando cabo. En el campo, con su proyecto de Smart Bodegas, con el que los viticultores pueden conocer el estado de cada viña desde una tablet, también se puede ganar en eficiencia gracias al internet de las cosas. O en la gestión ganadera, para la que Redytel desarrolla su proyecto Redyum.

Las smart cities y el mundo rural smart están mucho más próximos de lo que podría parecer. Esta cercanía se vuelve vecindad para los bercianos, pues una empresa puntera en este sector nació aquí, aquí se desarrolló y en esta tierra sigue evolucionando y creciendo para hacer evolucionar y crecer Ponferrada y su comarca.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
BANNER ESPECIAL 01
© 2020 Grupo Noroeste En Red. Todos los derechos reservados.