Num: 7331 | Sábado 3 de diciembre de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Rivas decreta paralizar el desmantelamiento del lavadero de carbón para impedir su posible derribo

La empresa carece de permiso de demolición y el alcalde desconoce las intenciones de la adjudicataria respecto a la infraestructura


Ha sido la misma policía local la que ha girado una visita a las instalaciones del antiguo lavadero de carbón de la MSP para comprobar in situ que la empresa a la que se adjudicó la infraestructura estaba procediendo al desmantelamiento interior del lavadero minero con intención, previsiblemente, de efectuar un desmantelamiento exterior.

De esta forma, el alcalde de Villablino, Mario Rivas, ha decretado la paralización inmediata de las labores ya que la empresa adjudicataria no dispone del permiso de derribo pertinente, según ha avanzado el regidor. En este sentido, Rivas ha recordado que “para poder eliminar las instalaciones es necesario un proyecto de demolición; un plan que no han presentado”. Por tanto y para impedir que se efectúe algún tipo de derribo en la infraestructura se ha adoptado esta medida “hasta que no se esté al corriente de las actuaciones que la empresa pretende llevar a cabo”.

Y es que la adjudicataria, tal y como ha explicado el alcalde,” en ningún momento ha acudido al Ayuntamiento para hablar sobre las intervenciones que pretenden acometer en el lavadero“. Es más, Rivas ha añadido que la empresa carece de cualquier tipo de licencia municipal de obra menor.

Hay que recordar que las instalaciones son propiedad de la administración concursal de Coto Minero Cantábrico por lo que se vendieron a una empresa privada durante el proceso de liquidación de los activos mineros de la compañía, si bien es cierto, tal y como ha subrayado el alcalde de Villablino, Mario Rivas, que los terrenos aún pertenecen a la propia administración concursal de CMC.

La medida se adopta solo un día después de que cuatro de las antiguas locomotoras diesel de la MSP fueran víctimas del desmantelamiento del sector minero ya que la empresa que las adquirió se las ha llevado a su nuevo destino. Aún así, hay máquinas que no se han vendido porque a pesar de que ahora mismo están bajo el poder de la administración concursal de CMC, en su día fueron una concesión que se hizo por parte de la Junta de Castilla y León por lo que se prevé que próximamente pasen a ser titularidad de la administración autonómica y reviertan en el Consorcio del Ponfeblino. 

Tanto las viejas locomotoras como el histórico lavadero de carbón, entre otros elementos, forman parte del legado minero de la comarca. Unas piezas esenciales del rico patrimonio industrial de la comarca al que se hace muy difícil renunciar. Y más, cuando existen, como es en el caso del lavadero, proyectos turísticos que precisan mantener esa infraestructura de cara a abaratar el coste de la iniciativa. Planes, como por ejemplo, el presentado por la plataforma ciudadana Leitariegos Existe que proyecta la creación de un centro de multiaventura y ocio en ese espacio.

El lavadero

Allá por el año 1989, aproximadamente, la antigua junta directiva de la empresa Minero Siderúrgica de Ponferrada (antes de la llegada de Victorino Alonso) decidía iniciar la construcción del lavadero de carbón de Villablino. Un enclave que contaba con un presupuesto inicial de más de dos mil millones de las antiguas pesetas y que finalmente alcanzó un desembolso de cuatro mil millones. La infraestructura minera logró reunir a más de un centenar de trabajadores ya que era el único lavadero que tenía la empresa.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.