Num: 6972 | Jueves 9 de diciembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

La ruta de las cascadas del arroyo Zancajones

Fran Fernández Salgado - 29 de abril de 2021

La ruta de las cascadas del arroyo Zancajones es uno esos espacios donde el Bierzo parece plegarse sobre sí mismo para dar cabida a una puerta que lleva a una nueva dimensión. Entre cuenca y cuenca minera, las aguas que el valle recoge de las estribaciones suroccidentales de la sierra de Gistredo liman un recorrido por entre robledales bellos entre cuyos troncos vive la calma serena de un paisaje que merece la pena visitar las cuatro estaciones del año. Es la ruta de las cascadas del arroyo Zancajones, en las cercanías de Toreno.

El camino pasa por varios saltos de agua, los que de le dan nombre, y se aproxima a lomas y miradores desde los cuales la vista alcanza cumbres y abarca amplias áreas del Alto Sil y el Bierzo. Como un secreto guardado a las espaldas de Toreno, la ruta de las cascadas del arroyo Zancajones parece esculpida por el paso del tiempo para que el periplo por ella sea una experiencia al margen del mundanal ruido de los cotidianos quehaceres, a la vera de la carretera de la Espina, la que, durante tantas décadas, fue la columna dorsal de la economía berciana y lacianiega.

Hoy, la economía de la zona se descarbonifica, a la par que se abre a los senderistas y turistas que deciden acercarse a transitar de la cara más industrial a la más virgen del Bierzo.

La ruta de las cascadas del arroyo Zancajones es un paseo para todas las edades y todos los públicos, tanto humanos como de otra condición. Eso sí: es altamente recomendable prestarse a hacerla en disposición de buen calzado al acometer la intromisión en este hiato entre montañas con tripa de carbón: nos adentraremos en la vega de un arroyo y cabe esperar humedad, charcos e incluso tramos de camino en los que las Náyades hayan extendido sus dominios.

Como siempre que se acude al encuentro de la naturaleza, el teléfono móvil debe estar disponible y recién cargado; unos calcetines de repuesto (por si nos mojamos) pueden salvarnos el día y, a mayores del abasto de agua y víveres con el que cada cual quiera contar, es bueno disponer de algún alimento con índice glucémico alto, por si las moscas.

 

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.