El Sepeis de León comenzará a funcionar en abril con 60 bomberos en Villablino y Valencia de Don Juan

Eduardo Morán reclama financiación a la Junta para que su coste “no tenga repercusiones negativas para los pueblos”
Parque de Bomberos de Villablino
Parque de Bomberos de Villablino. / Laciana Digital

El Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Diputación de León comenzará a funcionar en el mes de abril con un total de 40 bomberos y 20 cabos repartidos en los parques provinciales, situados en Villablino, Valencia de Don Juan y dos soluciones transitorias en Valdeviejas y Cistierna.

Así lo avanzó este miércoles el presidente de la institución provincial, Eduardo Morán, durante la presentación de la plantilla del Sepeis de la provincia, donde expuso que tras “un proceso selectivo impecable”, 36 bomberos funcionarios en prácticas y 13 cabos de carrera ya han tomado posesión, a los que se suman 30 más que se encuentran en la bolsa en formación, lo que permitirá que 40 bomberos y 20 cabos comiencen a trabajar “a lo largo del mes de abril”. Además, 17 de ellos son leoneses que “tienen la oportunidad de volver a trabajar en la provincia”.

La plantilla se repartirá en cuatro parques de nivel dos, en los que trabajarán diez bomberos y cinco cabos en cada uno. Todos ellos se incorporarán en el mes de abril en los parques de Villablino y Valencia de Don Juan, “por orden de finalización de las obras”, mientras que para el caso de los parques de Celada de la Vega y Cistierna, “se han establecido dos soluciones transitorias para no tener que esperar tras el abandono de las empresas concesionarias y el retraso de las obras”.

Para el caso de Celada de la Vega, el área de influencia de Astorga estará cubierto gracias a la ocupación transitoria de una nave de unos 3.000 metros cuadrados situada en Valdeviejas, que “permitirá trabajar en las mejores condiciones para prestar el servicio”. Por su parte, en el Ayuntamiento de Cistierna ha cedido un espacio para albergar los vehículos en la zona del matadero y una vivienda a disposición del personal.

Todo ello permitirá “prestar un servicio muy demandado y dar seguridad a los leoneses que viven en el mundo rural” y en estos momentos están atendidos por los Parques de Bomberos de nivel uno de León y Ponferrada, lo que “no permitía reaccionar en tiempos inferiores a 30 minutos. Según Morán “a partir de ahora se prestará el servicio en condiciones óptimas y será uno de los mejores Sepeis de cualquier provincia”, que recudirá los tiempos de actuación y acaparará “al 95 por ciento de la población”.

No obstante, la Diputación de León “seguirá trabajando en la puesta en marcha del servicio al cien por cien” para “ofrecer al mundo rural un servicio de máxima calidad” y así “saldar una deuda histórica con la provincia”. Por este motivo, la institución provincial “no va a renunciar a la puesta en marcha de los parques 3A y 3B” y a “reivindicar a la Junta de Castilla y León su aportación para el funcionamiento de los parques de bomberos en la provincia de León”.

“La Xunta de Galicia y la Comunidad de Madrid aportan un 50 por ciento a sus Sepeis, mientras que la Comunidad Valenciana lo hace en un 30 por ciento”, resaltó Eduard Morán, quien quiso reclamar una vez más a la Junta de Castilla y León que “aporte una financiación importante a los Sepeis provinciales”, ya que, de lo contrario, “el coste para la institución Diputación tendrá repercusiones negativas para los pueblos en otros ámbitos en los que trabaja la institución”.