ESPECIAL EDUCACIÓN

Sin incidencias “notables” en la vacunación de gripe y COVID en las residencias de Castilla y León

El consejero de Sanidad asegura que el suministro de vacunas llega como estaba previsto en esta primera fase
Inicio de la campaña de vacunación frente a la gripe y Covid-19 con las personas institucionalizadas.

La primera fase de la campaña de vacunación de la gripe y el COVID-19 se desarrolla sin incidencias “notables” en Castilla y León, tras arrancar el pasado 3 de octubre entre las personas institucionalizadas, residencias de mayores y centros sociosanitarios para personas con discapacidad. Así lo aseguró este viernes el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, tras inaugurar en las Cortes la Jornada ‘Experiencias de las Asociaciones de Pacientes y Familiares 2023’. En concreto, aseguró que las vacunas están llegando del “modo previsto”, como la administración sin que se hayan producido incidentes importantes.

La vacunación entre los institucionalizados arrancó después de que la Comunidad haya recibido del Ministerio de Sanidad algo más de 400.000 dosis. Su administración corre a cargo de los profesionales sanitarios de cada área de salud de Castilla y León, que acuden a estas instituciones para administrar ambas vacunas. Además, se aprovechará su presencia para vacunar a los profesionales que allí trabajan.

El personal sanitario y sociosanitario podrá vacunarse frente a ambas vacunas en sus centros de trabajo, a través de los servicios de salud laboral de referencia. Para el resto de la población de 60 años y más años o menor de 60 años con factores de riesgo, se establecerán los lugares donde podrán vacunarse y el modo de citación en cada área de salud, de acuerdo con sus circunstancias sociales, poblacionales y sanitarias, entre otras.

La cita para la vacunación podrá solicitarse tres días antes del 10 de octubre a través de los canales habituales como App Sacyl Conecta, número de teléfono de su centro de salud y en el Portal de Salud de Castilla y León. El grueso de la campaña tendrá lugar en octubre, noviembre y la primera quincena de diciembre aunque los centros de salud siempre tienen un remanente de vacunas para quien desee vacunarse más tarde.

El próximo 10 de octubre, el antigripal llegará a la población general en los grupos recomendados. Para esta campaña 2023-2024, la Consejería de Sanidad contará con 805.500 dosis de vacunas frente a la gripe, al incluir este año las recomendaciones que se administre para la población infantil de seis a 59 meses y las personas fumadoras.

Grupos de riesgo

En lo referente a la gripe, la campaña irá dirigida a los grupos de población con mayor riesgo de complicaciones en caso de padecer la infección por gripe y a las personas que pueden transmitirla a otras con un alto riesgo de complicaciones. La vacuna está recomendada para personas de 60 años o más; de cinco años o más internas en centros de discapacidad y residencias de mayores, así como otras personas institucionalizadas de manera prolongada y residentes en instituciones cerradas.

También, se dirige a menores de 60 años con las siguientes condiciones de riesgo como diabetes mellitus y síndrome de Cushing, obesidad mórbida, enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas o respiratorias, incluyendo displasia broncopulmonar, fibrosis quística y asma, como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples, asplenia o disfunción esplénica grave, enfermedad hepática crónica, incluyendo alcoholismo crónico, enfermedades neuromusculares graves, inmunosupresión, incluidas las inmunodeficiencias primarias y la originada por la infección por VIH o por fármacos, así como en los receptores de trasplantes y déficit de complemento.

También, se dirige a cáncer y hemopatías malignas, fistula de líquido cefalorraquídeo e implante coclear o en espera del mismo, enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria crónica, trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva; síndrome de Down, demencias y otras), además de a embarazadas en cualquier trimestre de gestación y mujeres durante el puerperio (hasta los 6 meses tras el parto y que no se hayan vacunado); personas convivientes con otras con alto grado de inmunosupresión; además de aquellas que trabajan de centros sanitarios y sociosanitarios, junto a los que se incluyen en servicios esenciales, tales como agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, bomberos, Protección Civil.

Sacyl descarta la vacunación contra el Covid a la población en general, sin patología de riesgo y por debajo de los 60 años. Solo se plantearía otro escenario de aparecer una variante de alta patogenicidad, algo que es “altísimamente improbable” al precisar que los virus suelen evolucionar hacia formas más leves.