Los sindicatos denuncian “oscurantismo” en la concesión del nuevo contrato de transporte sanitario

Aseguran que el servicio comenzó a funcionar el día 17 en Zamora sin información ni publicidad por parte de la Junta
Interior de una ambulancia medicalizada del Sacyl.
Interior de una ambulancia medicalizada del Sacyl. / E. Margareto

UGT, CCOO y CSIF, los tres sindicatos firmantes del convenio colectivo del sector del transporte sanitario en Castilla y León, denunciaron este martes la falta de transparencia y el “oscurantismo” de la Junta en la concesión del mismo, asegurando que el pasado día 17 comenzó el nuevo servicio en la provincia de Zamora sin que la Consejería de Sanidad informara de ello ni le diera publicidad. “Por algo será”, aventuró el secretario de Sanidad de UGT, Miguel Holguín.

Las tres organizaciones sindicales han llevado a cabo varias reuniones tanto con la administración como con la concesionaria del transporte para que se ponga en marcha cuanto antes en las diferentes provincias “con el fin de no persistir en los agravios entre ellas y para mejorar las deplorables condiciones en las que se está dando este servicio fundamental”, ya que consideran “indefendible que nueve meses después de que finalizara el anterior contrato, el consejero Vázquez siga siendo incapaz de ejecutar el nuevo, con lo que eso supone para usuarios y trabajadores”.

Al respecto, los sindicatos califican de “lamentable” la falta de ampliación de servicios y la renovación de materiales y vehículos “que tanta falta hace a la ciudadanía de Castilla y León tras la prórroga de dos años más los nueve meses de retraso que lleva este concurso”, lo que ha llevado a la “indignación, de nuevo” a los profesionales de este servicio.

Los representantes del sector de los sindicatos consideran que esta puesta en marcha en fases “y sin un calendario claro de ejecución” supone “un grave problema para el sector, ya que vamos a tener a trabajadores y trabajadoras realizando el mismo trabajo y cobrando diferente según la provincia en la que desarrollen su labor, porque la aplicación de las subidas salariales del nuevo convenio colectivo va ligada a la ejecución de los contratos, y eso va a incendiar el sector”, advirtió Valerio Martínez, delegado de CSIF en el comité de empresa de SAMUR León.