La federación de minería del sindicato UGT convocó este miércoles una manifestación que recorrerá el próximo martes las calles de Ponferrada, desde el edificio de los sindicatos, situado en la avenida Valdés, hasta la delegación de la Junta en la capital berciana. La marcha partirá a las 11 horas y su objetivo es exigir a las empresas eléctricas que reanuden los suministros de carbón autóctono con las compañías mineras, ante la “acuciante” situación que atraviesan.

En ese sentido, el responsable autonómico de minería de UGT y presidente del comité de empresa de Uminsa, Jorge Díez quiso hacer un llamamiento a la participación de la ciudadanía. “Todo el apoyo será poco”, aseguró.

Además, los comités de empresa de Uminsa y HBG se concentran, este jueves y también lo harán el viernes, a las puertas de la central térmica de Compostilla, en el municipio berciano de Cubillos del Sil. “Tenemos que empezar a suministrar ya”, explicó Díez, que recordó que HBG ya ha extinguido los contratos a sus trabajadores, mientras que, en el caso de Uminsa, la administración concursal ya ha notificado que si no se reanudan “inmediatamente” los suministros tendrán que tomar la misma medida.

Al respecto, el responsable sindical insistió en que el plan de liquidación previsto por la empresa estipula que los trabajadores deberán mantenerse en activo hasta 2018 para acceder a una prejubilación. En caso de extinguir sus contratos, “quedarían sin ningún tipo de prestación”, recalcó Díez, que opinó que “mejor venta tendrá una empresa con actividad que una que esté parada”.

La agrupación de municipios mineros de Castilla y León se suma y muestra su total apoyo a la manifestación por la defensa del carbón autóctono y los puestos de trabajo en la Comunidad.
“Dada la situación del sector y de los municipios mineros pedimos la participación de los ciudadanos de las cuencas mineras en dicha manifestación”, explican en un comunicado.