Num: 7181 | Miércoles 6 de julio de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Ponferrada alberga un proyecto piloto de inteligencia artificial para el cuidado de mayores que viven solos

Tres familias están probando una aplicación que controla movimientos y se planea que llegue a servir para detectar caídas

Presentación del proyecto de cuidado a personas mayores 'Remote Care' en Ponferrada. / EBD

Ponferrada está albergando un proyecto piloto para el cuidado de las personas mayores o en situación de soledad no deseada mediante un sistema de inteligencia artificial. Desde hace dos meses, tres hogares de la ciudad cuentan con una tecnología que, recurriendo a la red wifi de dichas casas, controla y monitoriza los movimientos de sus habitantes. De esta manera, los familiares (o el personal sociosanitario a cargo) con una aplicación en su móvil, pueden tener conocimiento del estado de sus seres queridos.

El alcalde de la ciudad, Olegario Ramón, se ha mostrado satisfecho por el desarrollo de este convenio con la empresa canadiense Aerial, que es la que está probando su producto en esos tres hogares de Ponferrada. En total, se han firmado 15 iniciativas de este tipo con otras tantas empresas dentro del proyecto Ponferrada City Lab, que convierte a la urbe berciana en entorno de pruebas para nuevas tecnologías como esta.

Remote Care, que así se llama la aplicación, recoge distorsiones en las ondas del wifi de casa que genera el movimiento de alguien. Estos datos son analizados por sistemas de inteligencia artificial capaces de identificar, clasificar y distinguir los movimientos. La persona no tiene que hacer ni portar nada y, aseguran sus creadores, la aplicación es respetuosa con la privacidad y la intimidad, ya que no usa ni cámaras ni obtiene otros datos.

Gracias a esta herramienta, los familiares pueden saber a qué hora se ha levantado y acostado la persona controlada, cuál es el nivel de actividad o si ha dormido bien, si utiliza en exceso el baño, etcétera. En el desarrollo de esta aplicación, esperan alcanzar un 95 por ciento de precisión a la hora de detectar caídas antes de comercializarla de forma masiva.

Las tres personas, seleccionadas por los técnicos del programa contra la soledad no deseada del Ayuntamiento, del cual está a cargo la concejala María Luisa Varela, son cuasiautónomas, ha explicado la edil. Necesitan control pero se valen por sí mismas. Un grado de dependencia mayor ya requiere una atención directa. Todas viven en zonas urbanas de Ponferrada aunque, han explicado los desarrolladores de Remote Care, allí donde no haya llegado la fibra, se puede poner en marcha con un módem inalámbrico.

El programa va a continuar en Ponferrada con estas tres personas y desde la concejalía de Mayores aspiran a poder extenderlo. La inteligencia artificial, ha explicado Javier Baraona, director general de Aerial, funciona creando patrones de comportamiento, por lo que, a mayor duración de la prueba, mejores resultados se pueden obtener.

Las personas que sufren soledad no deseada y los mayores que necesitan este tipo de control no suelen tener wifi en sus casas, porque no lo necesitan. De ahí que el desarrollo de este programa piloto cuente con la colaboración de Telefónica, cuya responsable Rosa María Laza participó en la presentación del mismo, este jueves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.