El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ofreció este miércoles a los partidos políticos y sindicatos iniciar las conversaciones de la mesa de diálogo que abordará la mejora del operativo contra incendios forestales. Insistió en la “convicción” del Ejecutivo autonómico de reforzar este dispositivo, que recalcó está formado por 4.350 personas, que destacó lo “han dado todo” este año.

Suárez-Quiñones presentó en las Cortes el balance de esta campaña de incendios, en la que se registraron más de 2.500 incendios que, recalcó, no provocaron daños personales, ni calcinaron ninguna vivienda. Destacó la voluntad de la Junta de introducir las “mejores más adecuadas” en el operativo, que recalcó debe sacarse del debate político.

En ese sentido, Suárez-Quiñones señaló que es un “servicio esencial” por lo que insistió en la posibilidad de que fuerzas políticas, sindicatos y la administración autonómica trabajen para que el operativo sea “más eficaz”, puesto que admitió que es una demanda sindical y de los grupos parlamentarios. Por ello, planteará esta tarde la apertura de la mesa de diálogo, con el objetivo de aplicar mejoras “con consenso político y social”.

Asimismo, el consejero destacó que este año el operativo ha actuado en más de 60 ocasiones con los medios de Portugal y ha hecho frente a unas semanas “complejas” en las que se han registrado hasta cuatro incendios simultáneos con riesgo para la población y los bienes. También destacó que han llegado a intervenir al mismo tiempo hasta 40 medios aéreos.

Los grupos de la oposición en las Cortes de Castilla y León aceptaron hoy el ofrecimiento realizado en las Cortes regionales por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que planteó poner en marcha una mesa de diálogo para mejorar el operativo contra incendios de la Comunidad.

El PSCyL, según resaltó su portavoz en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente, José Luis Aceves, acudirá a este diálogo con dos “líneas rojas”. Además de un incremento de las partidas destinadas a la prevención, también planteará como condición indispensable que los contratos de los trabajadores fijos discontinuos pasen de tres a seis meses.

Aceves criticó la “autocomplacencia” del consejero y aseguró que a pesar de que la superficie arbolada calcinada casi se ha triplicado, “ha dibujado un panorama como si no pasara nada”.Además, reclamó la necesidad de contar con una ley regional contra incendios forestales y criticó la falta de programas de concienciación para luchar contra la cultura del fuego en determinadas comarcas.

El portavoz socialista también denunció que el consejero plantea ahora este diálogo cuando el PP ha estado bloqueando en las Cortes la creación de una comisión para analizar en profundidad este problema.

Por su parte, el procurador de Podemos Ricardo López, también pidió la mejora de los contratos de los fijos discontinuos y la recuperación del Plan 42, a la vez confirmó que Podemos participará en el diálogo, pero siempre que se trate de algo más que “hacerse la foto”.

Además, reclamó más fondos para la prevención y aseguró que desde el inicio de la legislatura las partidas para esta materia han bajado un 25 por ciento y aseguró que hay que poner medidas activas en aquellas comarcas donde todos los años se concentran el 90 por ciento de los fuegos.

Desde Ciudadanos, José Ignacio Delgado hizo referencia a los acuerdos alcanzados con el PP de cara al presupuesto de 2018 y en especial a una partida de 2,7 millones de euros para que el contrato de los trabajadores fijos discontinuos pase de tres a seis meses, y otra de más de tres millones de euros para actuaciones en las zonas más afectadas.

“Nosotros acudiremos a la mesa de diálogo con la mejor predisposición y aportando medidas para frenar esta lacra”, aseguró Delgado, que también pidió que se tenga en cuenta la opinión de ayuntamientos, ganaderos y agricultores.

Por su parte, el procurador de UPL Luis Mariano Santos aseguró que estamos ante la peor campaña en muchos años, en la que el 90 por ciento de los incendios vuelven a concentrarse en León, Zamora y Salamanca. Por esta razón, pidió que los esfuerzos se centren en las comarcas donde está el problema y reclamó más campañas de concienciación y luchar de forma activa contra la impunidad de los incendiarios con la instalación de cámaras de videovigilancia.

Por último, la procuradora popular María Isabel Blanco, resaltó que además de la tolerancia cero con los pirómanos ante “unas cifras escalofriantes”, es necesario acudir a la mesa de diálogo planteada por el consejero “sin líneas rojas, dado que estamos ante un problema de Comunidad”. Además, también resaltó que esta campaña ha sido récord en cuanto a medios destinados a la extinción de incendios, y recordó que en los presupuestos del próximo año la partida de lucha contra el fuego se incrementará más de un 17 por ciento.