ESPECIAL EDUCACIÓN

Suárez-Quiñones preside la subasta de caza de los Ancares

El consejero de Medio Ambiente destacó el valor de la actividad cinegética como "motor económico"
Imagen de la subasta celebrada en el municipio de Candín.

El municipio de Candín acogió este sábado, en el Aula de la Naturaleza de Pereda de Ancares, la subasta de los permisos de caza de la temporada 2016-2017 incluidos en el cupo de propietarios de la Reserva Regional de Caza de los Ancares.

Al acto acudió el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que quiso destacar el valor de la caza como “motor económico”, más desde que las subastas como la celebrada en Candín también se realizan de forma online, lo que supone un “aumento en el alcance” de las mismas, “incrementando el precio de las piezas” y abriendo el mercado al extranjero, ya que “un 10% de los participantes en estas pujas son de fuera de España”, como explicó Suárez Quiñones durante el acto, que cifró lo beneficios obtenidos de esta práctica en un millón de euros a nivel autonómico.

El consejero de Medio Ambiente también quiso agradecer la invitación a las autoridades locales, entre las que se encontraba el alcalde de Candín, José Antonio Álvarez Cachón, que, como adelantó Suárez Quiñones, reconoció que los ingresos de estas subastas cinegéticas suponen “un 30% de los recursos del municipio”.

Tras realizarse la puja, 24 piezas fueron adjudicadas, generando unos ingresos de 24.000 euros para la Reserva Regional de Caza de los Ancares.