ESPECIAL EDUCACIÓN

Suárez-Quiñones insta a revisar la financiación autonómica ante el reto demográfico

El consejero de Medio Ambiente participa en el IV Congreso Nacional de Despoblación que se celebra en Albacete
El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participa en la mesa redonda sobre 'La acción de las comunidades autónomas frente al reto demográfico'
El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, participa en la mesa redonda sobre ‘La acción de las comunidades autónomas frente al reto demográfico’. / Ical

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, instó al Gobierno central a mejorar la política de financiación autonómica para hacer frente al reto demográfico y a la despoblación en el medio rural. “No puede quedar todo en manos de las comunidades con la actual financiación, que contempla sólo la recaudación por persona y deja de lado al territorio”, dijo.

Así lo dijo en el primer coloquio celebrado tras la inauguración del IV Congreso Nacional de Despoblación y Reto Demográfico, promovido por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la Diputación de Albacete, que presidió la vicepresidenta tercera del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, María Teresa Ribera, y se clausurará el viernes en el Teatro Circo de la capital manchega.

Suárez-Quiñones abordó el tema de ‘La acción de las comunidades autónomas frente al reto demográfico’, junto a la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, María Teresa Pérez Esteban; la secretaria autonómica de Cohesión Territorial y Políticas contra el Despoblamiento de la Generalitat Valenciana, Elena Cebrián Calvo; el consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital de la Comunidad Foral de Navarra, Juan Cruz Cigudosa, y la conselleira de Política Social y Juventud de la Xunta de Galicia, Fabiola García Martínez.

Tras incidir en las peculiaridades geográficas de Castilla y León, subrayando que es la primera autonomía en tamaño del país y la tercera de Europa, con más de 94.000 kilómetros cuadrados, y que agrupa a 2.248 municipios, incidió en el riesgo de despoblación evidente de una Comunidad Autónoma donde tres de cada cuatro poblaciones tiene menos de 500 habitantes y recordó también el alto índice de envejecimiento poblacional, derivado de una elevada esperanza de vida y una baja tasa de natalidad.

El consejero de Medio Ambiente recordó que ya en el año 2017 Castilla y León planteó en la sexta Conferencia de Presidentes Autonómicos abordar el reto demográfico como una política de Estado y desveló que Castilla y León cuenta con distintos órganos, foros y observatorios que tratan de identificar los problemas en esa materia y poner en marcha soluciones, aludiendo a que además “desde el punto de vista estratégico estamos trabajando en una Ley de Reto Demográfico”.

Para abordar esa problemática, aludió a otras iniciativas puestas en marcha por el Ejecutivo autonómico, como es el fomento del transporte público a la demanda que llega a todos los pueblos, y en materia sanitaria recordó que Castilla y León cuenta con más de 3.600 consultorios médicos, “un servicio sanitario que es fundamental para fijar población en los pueblos”, sentenció.

“Somos una de las mejores comunidades en materia de servicios sociales”, dijo Suárez-Quiñones aludiendo a las medidas de acompañamiento a los mayores, ayudas para la escolarización, al alquiler y la construcción de viviendas públicas o la mejora de la digitalización para abordar la plena conectividad en 2025. En materia de fiscalidad aludió a la Ley de Rebajas Fiscales para caminar hacia una mayor bonificación en tasas e impuestos y ofrecer incentivos para fijar población en los pueblos.

Además, el consejero mencionó la apuesta autonómica por la gestión de la biomasa y por las energías renovables, aprovechando también las ayudas europeas, permitiendo ofrecer un empleo de calidad en buena parte del medio rural.

Finalmente, Suárez-Quiñones reiteró que el actual marco de financiación autonómica no satisface las necesidades de las comunidades y consideró que “el Gobierno de España debe sumarse a esta lucha contra la despoblación”.