ESPECIAL EDUCACIÓN

Un total de 25 trabajadores perdieron la vida y otros 128 sufrieron heridas graves en accidente laboral en Castilla y León hasta agosto

CCOO considera que los datos siguen siendo “alarmantes” y demuestran la “falta de rigor en la aplicación de la Ley de Prevención por parte de las empresas”
Trabajador. / Pixabay
Pixabay

Los datos de siniestralidad laboral de enero a agosto revelan que 25 trabajadores perdieron la vida en Castilla y León, 13 menos que en el mismo periodo del año anterior. Además, los accidentes laborales graves sumaron 128, con 13 por debajo del dato de 2022. Sin embargo, en conjunto, las empresas de Castilla y león registraron 17.628 accidentes con baja durante los ocho primeros meses del año, lo que supone un aumento del 1,8 por ciento respecto al dato del año pasado en el mismo periodo. En concreto, los accidentes leves se elevaron un dos por ciento, con 17.475.

Por sectores productivos, los accidentes laborales bajaron en la construcción (2.562), un 0,04 por ciento; y el agrario (1.130), un 0,18 por ciento; y se elevaron en la industria (4.528), un 4,2 por ciento; y en los servicios (9.408), un 1,5 por ciento.

En cuanto a los accidentes in itinere, se produjeron en los meses de análisis un total de 1.787, con un crecimiento del 8,6 por ciento. De esos, ocho fueron mortales, dos más que en 2022, y 19 graves, cuatro menos que el año anterior. Por lo que se se refiere a las enfermedades profesionales, se declararon 349, un 13,6 por ciento más (42).

CCOO constató que las cifras siguen siendo “alarmantes” y demuestran la “falta de rigor en la aplicación de la Ley de Prevención por parte de las empresas”. “Es necesario una mayor implicación de las administraciones competentes en materia laboral promoviendo más recursos para realizar la vigilancia y control del cumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos laborales por parte de las empresas”, dijo el secretario de Acción Sindical, Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO Castilla y León, Fernando Fraile. Fraile además reclamó a la patronal de Castilla y León que no se niegue a desarrollar la ley de prevención de riesgos laborales en los convenios colectivos de Castilla y León.

Fraile insistió en la importancia del cumplimiento con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para poner fin a “esta lacra” y la Consejería de Industria, Comercio y Empleo a través de la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, deje de incumplir la Estrategia Española De Seguridad Y Salud En El Trabajo y la pongan en marcha en nuestra comunidad sin más demora.