Num: 7789 | Martes 5 de marzo de 2024

Tudanca culpa a Mañueco y su “compadreo” con Vox de los “retrocesos” en Castilla y León

El portavoz socialista insta a “recuperar Castilla y León” a través de nueve propuestas legislativas que permitan aprovechar su “enorme potencial”

El portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, durante su intervención en el debate sobre Política General de la Junta de Castilla y León
El portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, durante su intervención en el debate sobre Política General de la Junta de Castilla y León. / R. Cacho

El portavoz del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, culpó al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y a su “compadreo” con Vox de los “retrocesos” sociales en la Comunidad. “Pasará a la historia y pronto será historia”, afirmó, durante un discurso en el que animó a “recuperar Castilla y León” a través de nueve propuestas legislativas que permitan aprovechar el “enorme potencial” de la Comunidad.

Tudanca comenzó su intervención en el debate sobre el estado de la región inquiriendo a Mañueco. Le preguntó si “ha merecido la pena todo lo que ha hecho por mantenerse en el poder”, especialmente en relación a “entregar Castilla y León a la extrema derecha” que tiene “consecuencias” como la “instigación de los progresistas” que personalizó en el hostigamiento sufrido la semana pasada por el exalcalde de Valladolid, Óscar Puente, durante su viaje a Madrid.

“Si lo que pretenden es callarnos y amedrentarnos, no cuenten con ello” puesto que “no pudieron, ni pueden, ni podrán con nosotros” dijo, para apelar a la “esperanza” que en su momento defendió Miguel Hernández por la “recobrada” en un país que “se ha alzado contra el extremismo” en las últimas elecciones nacionales.

“Los ciudadanos le han dicho al PP y a Vox que no quieren para España lo que le han ofrecido a Castilla y León este tiempo”, señaló Tudanca, para quien los ciudadanos “se han rebelado ante los retrocesos” en derechos y libertades de los que acusó al Gobierno de la Junta y por los que “Mañueco solo puede presumir de los resultados en las elecciones en las que no es candidato”.

De hecho, afeó al presidente de la Junta no haber querido hablar durante su intervención inicial del “elefante” que “está en todos los lados”, en referencia a su pacto con Vox. Un partido que Mañueco “ni siquiera ha citado en hora y media de discurso” pero del que su partido, el PP, “se ha contagiado” tras dejar en Castilla y León “entrar por primera vez a la extrema derecha en nuestros gobiernos”.

“Castilla y León fue su comienzo y Castilla y León será su final”, advirtió Tudanca a Mañueco, a quien acusó de “contar el cuento de la lechera” cuando la Comunidad vive “dentro del cuento de la criada” tras contagiarse de su socio de Gobierno y “pasar de los consensos y los pactos a la falta de palabra, de la moderación a la radicalidad y de hacer invisible esta tierra a ponerla de moda, convirtiéndola en el hazmerreír de España”.

Frente a ello, Tudanca se comprometió a “defender” Castilla y León de un presidente autonómico que “ofrece tres pactos pero uno ya lo ha rechazado y para los otros dos ya tienen una posición unánime” durante los gobiernos de Juan Vicente Herrera: “Aquello sí era autonomismo útil y no lo suyo”, espetó el líder socialista al presidente de la Junta.

Así, se comprometió a “impedir cualquier retroceso en los derechos de las mujeres” frente a un gobierno autonómico que “niega la violencia de género, ha llamado desalmadas a las mujeres maltratadas y las considera portadoras y dadoras de vida”, y criticó que las instituciones de la Comunidad en manos de Vox “impidan defender causas justas como el día del orgullo LGTBI”.

“Usted prefiere el consenso con Vox que la unidad”, continuó esgrimiendo Tudanca, que lamentó que Mañueco “vendiera la memoria” y permita el deterioro del Diálogo Social, “ya iniciado la pasada legislatura con la inestimable colaboración del extinto Ciudadanos y rematado con Vox” a través de recortes que “quitan recursos a las políticas de igualdad, de prevención de riesgos laborales y de empleo” para “dárselo a los de siempre”.

“Pero son ellos y ellas, la gente humilde a la que niega sus derechos laborales, la España que verdaderamente madruga, la que le ha plantado cara”, sentenció el líder socialista, que advirtió a Mañueco que, por todo ello, así como por el “deterioro institucional” y por su “compadreo con Vox”, “pasará a la historia y pronto será historia”.

Propuesta para las instituciones propias

No obstante, Tudanca pidió al presidente de la Junta que no rompa “el último consenso que aún no se ha llevado por delante”, en relación a las instituciones propias de la Comunidad, pendientes de renovación por “intereses partidistas” de los que el portavoz socialista culpó a Mañueco “por las presiones de Vox”. “No se haga un Feijóo con el CGJP. En una semana, podríamos tener cerrado un acuerdo que renueve y fortalezca las instituciones”, ofreció Tudanca.

Y es que, si no, “pasará también a la historia por destruir las instituciones de Castilla y León” después de configurar “un gobierno que niega la violencia de género, el cambio climático y la agenda 2030, que falta al respeto a las personas con discapacidad, que insulta a procuradores y grupos parlamentarios, a los representantes de los trabajadores e incumple el Diálogo Social”.

“Su fin es cargarse el estado autonómico”, continuó lamentando el líder socialista, recordando la peineta de Mañueco para aseverar que “este es el verdadero estado de la Comunidad y lo que combatimos” desde el PSOE porque “Castilla y León es mucho mejor que su gobierno”.

Aprovechar el “enorme potencial” de Castilla y León

Y es que pese a la despoblación por la que Castilla y León perdió el pasado año 10.499 personas como “síntoma del fracaso del proyecto político de Mañueco y el PP” en la Comunidad, a que sea la Comunidad con mayor pérdida de autónomos o “los campeones de la inflación”, a que el Gobierno autonómico “no sea capaz de gestionar los servicios públicos y se los quiten de encima” o a que su “afán privatizador, la soberbia y la convivencia” permitiera “la mayor catástrofe ambiental de nuestra historia”, Tudanca consideró que la Castilla y León tiene “un enorme potencial”.

Por ello, se comprometió a luchar, junto a su grupo, porque la Comunidad “tenga el gobierno que merece y necesita, que esté a la altura de nuestro presente y futuro”, que permita “aprovechar la llegada de los fondos europeos” para “modernizar nuestro tejido económico, garantizar la prestación de los servicios públicos en condiciones de igualdad en todo el territorio, reducir los desequilibrios territoriales y permitir el regreso de nuestros jóvenes”.

“Ha llegado la hora”, concluyó el líder socialista, que propuso nueve leyes en materia de Reto Demográfico, derechos LGTBI, lucha contra la violencia de género, blindaje de la atención presencial en los consultorios del medio rural, garantías y plazos para ser atendidos en la sanidad pública, publicidad institucional, memoria democrática, gratuidad de las tasas universitarias y cambio climático, así como medidas en materia de patrimonio, fiscalidad y nuevas facultades de Medicina en Burgos, León y Soria para “recuperar la convivencia, el trabajo y Castilla y León”.

ACTUALIDAD DIGITAL IBÉRICA
redaccion@elbierzodigital.com | publicidad@elbierzodigital.com | administracion@elbierzodigital.com


© 2024 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.