Una mirada a lo que no se ve de la Semana Santa de Ponferrada


La lluvia impidió este Viernes Santo la salida de la procesión del Santo Entierro en Ponferrada, por lo que la solemne ceremonia del Desenclavo –la bajada de Jesús de la cruz– se trasladó al interior de la basílica de la Encina, en vez de realizarse en la plaza del Ayuntamiento durante la procesión.

Este cambio obligó a ponerse en marcha antes de tiempo a los cofrades de la Real Hermandad de Jesús Nazareno encargados de portar el paso de la Sagrada Urna y el Cristo en la cruz. Los pasos estaban preparados en la iglesia de San Andrés para la salida de la procesión, pero rápidamente se trasladaron a la basílica, entrando por una puerta trasera para preparar la talla para la ceremonia.

Los hermanos colocaron a Jesús en la cruz, cubriéndolo después con un manto morado con el que entró en la basílica para dar comienzo al Desenclavo, una secuencia que quedó recogida en la cámara del fotógrafo de El Bierzo Digital, Quinito, para mostrar uno de los detalles que habitualmente no se ven de la Semana Santa de Ponferrada.

Fotos de Quinito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.