Un ejemplo de la sequía que sufren las localidades del municipio de Ponferrada se halla en Valdecañada. El caudal del río a su paso por esta localidad apenas cubre el cauce y el depósito de agua de Agadán se está llenando con bidones ue todoterrenos de la empresa concesionaria Aquona suben desde el Puente Boeza a su depósito, al que no pueden los camiones debido a la orografía.

Camiones cargando agua en Puente Boeza. / QUINITO

Así lo revelan los vecinos, que afirman que días como el domingo se quedaron sin suministro, hasta el lunes, cuando se rellenó el depósito. Además, el agua del grifo sale muy sucia por lo que no se puede beber. Esta es la situación que atraviesa la mayoría. Mientras, unos pocos, haciendo caso omiso del bando municipal que establece que el agua sea utilizada únicamente para el consumo humano, fueron sorprendidos este mismo jueves regando jardines y huertas, por lo que serán sancionados.

Una pick up camino del depósito de Valdecañada con agua para rellenarlo. / QUINITO

Imagen del Oza a su paso por Valdecañada. / QUINITO

En San Cristóbal, los camiones suministradores de agua también se han hecho habituales.

QUINITO

QUINITO