Num: 6967 | Sábado 4 de diciembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net
Opinión


8 de marzo de 2012

Varitas mágicas contra la sequí­a


A pesar del actual desarrollo científico y técnico; aun amplios sectores de la sociedad siguen aferrados a métodos que nada tienen de científicos.

El anticiclón nos aplasta. La Madre Naturaleza y salvo que cambie de proceder nos está negando en este invierno no sólo la nieve si no también la lluvia. Si la meteorología no cambia pronto empezaremos a “verle las orejas al lobo”. ¿Cómo regaremos en verano? ¿ Cuando empezarán las restricciones de agua para el consumo doméstico?. Estas preguntas empiezan a estar en boca de todos, al menos en esta parte de España.

La búsqueda del agua es una labor tan vieja como la Humanidad y la utilización de “varitas mágicas”, (que utilizan los zahoríes) para encontrarla es una “técnica” que ya se practicaba hace miles de años y que curiosamente aún se sigue utilizando y con profusión en la actualidad. ¿Qué credibilidad científica tiene este método?. Pues debo decir del modo mas rotundo que ABSOLUTAMENTE NINGUNA. He utilizado deliberadamente la expresión “varita mágica”; porque en efecto desde una perspectiva racional y científica suponer que los métodos de los zahoríes y sus teorías sobre la circulación del agua en el subsuelo son correctas, es como decir que la catedral de León está en Zaragoza. El análisis científico (es decir con base física, matemática y geológica principalmente);del proceso de acumulación, circulación y eventual extracción de agua del subsuelo; forma parte de una disciplina mas de las llamadas Ciencias de la Tierra : la HIDROGEOLOGÍA; que se imparte en muchas universidades del mundo desarrollado. Serían necesarios muchísimos artículos como este para poder explicar al público en general los contenidos de un curso o un cursillo de Hidrogeología y además para entender esas explicaciones es absolutamente necesario que el lector posea ciertos conocimientos previos de física, matemáticas y geología. Por ello me limitaré a decir que actualmente hay muchos modos de tener acceso a libros, apuntes, artículos,… que nos hablan del modo racional y científico de buscar agua bajo el suelo. También añadiré que como en otras parcelas del conocimiento humano; ese caudal de conocimientos que hoy se pueden ver en los libros y apuntes precitados, es resultado de múltiples estudios, análisis e investigaciones que sobre todo desde el siglo XVII, han realizado personajes considerados en todo el mundo desarrollado, como investigadores de reconocido prestigio y que por ello siguen aún siendo célebres muchos años después de haberse conocido sus estudios. Me refiero a Bernouille, Laplace, Halley, Mariotte, Perrault,Darcy, Dupuit,Thiem,Theis, Jacob, Thornthwaite,…. entre otros muchos.

Ahora bien mi asombro es grande cuando me percato de que son muchas las personas que aún; se fían a pies juntillas de lo que -con la mejor intención del mundo eso si- les cuentan los zahoríes. Es curioso que entre las personas que aceptan las ideas de los zahoríes y sus “facultades” para buscar agua con sus varillas u otros utensilios similares, se hallan incluso quienes tienen estudios univesitarios y en algunos casos incluso estudios de carácter técnico. Es algo inaudito y puesto que para entender las nociones básicas de un curso de Hidrogeología, bastan unos cocimientos matemáticos de enseñanza secundaria (de carácter científico-técnico eso si), yo invitaría a los lectores que posean tales conocimientos a que hagan un esfuerzo e intenten leer o al menos “dar un vistazo” a unos apuntes de Hidrogeología y después podrán decidir que es lo mas convincente, si la teoría de los zahoríes o la de personajes como Darcy por ejemplo.

Desde hace algunos años, (cuando me di cuenta de la frecuencia con la que se recurre a ese método de la varita mágica), me he dedicado a intentar comprender como es posible que un método de búsqueda del agua que parte de unos supuestos y unos principios que son totalmente opuestos a los que se enseñan en cualquier centro de enseñanza del mundo desarrollado; sea tan popular y goce de tanto crédito.

Las causas de esta situación tan insólita son varias:

A)La teoría de los zahoríes es muy sencilla y por ello fácil de entender. Se limita a decir que el agua circula por el interior de la tierra como por el exterior, es decir siguiendo unos cauces bien definidos y a modo de venas o tuberías de agua. Sin embargo la realidad científica es totalmente distinta. La circulación subterránea del agua es muy diferente de la superficial y mucho mas complicada. Esto supone que es imposible explicarla de modo compresible en pocas palabras.

B) La teoría de los zahoríes parece lógica y creíble pues está bien claro como circula el agua por la superficie. No obstante las apariencias engañan, también a simple vista parece que es el Sol el que se mueve y no La Tierra la que está rotando sobre si.

C) Aparentemente los zahoríes aciertan muchas veces. Sin embargo los aciertos se deben a una simple cuestión de probabilidades. El agua está en general empapando el subsuelo (en los poros, huecos y fisuras del mismo) y la probabilidad matemática de encontrarla, aumenta en general siempre con la profundidad.

D) No se hacen controles de modo adecuado para comprobar el grado de acierto de las “predicciones” de los zahoríes, es decir de la profundidad exacta a la que se encuentra el terreno con agua o de los caudales obtenidos; ni siquiera se repara en que en general los sondeos desde la superficie del terreno se desvían a un lado u otro y por ello la zona del sondeo que encuentra agua puede estar desplazada varios metros de la vertical de donde se inicia en superficie.

E) Muchas personas no conocen determinados fenómenos como el efecto IDEOMOTOR, que ya han sido estudiados desde el siglo XIX y que explican que quienes mueven las varillas y los péndulos de los zahoríes son los que los utilizan, aunque eso si lo hacen de modo inconsciente. Se trata de un fenómeno similar al de la conocida TABLA OUIJA o el llamado “juego de la copa”. Los zahoríes están convencidos de que misteriosas energías de las corrientes de agua mueven las varillas; pero son ellos mismos de modo inconsciente quienes lo hacen. Es un fenómeno de autoengaño ya conocido y estudio ¡¡desde hace mas de un siglo¡¡.

Desde luego habría mucho mas que aclarar sobre esta cuestión; pero es imposible en un artículo corto como este. La sequía nos acecha y pese a todo supongo que muchas personas intentarán buscar agua con zahoríes en vez de hacerlo con métodos científicos. No obstante hay que señalar que el análisis racional y científico de este problema (búsqueda de agua en subsuelo) implica la realización de estudios (incluyendo sondeos de investigación), cuyo coste no siempre es asumible. Los ingenieros y geólogos no jugamos a ser adivinos; intentamos trabajar a base de datos y datos generalmente matemáticos. Así pues a veces puede ser una salida hacer un pozo o sondeo y confiar en la suerte. En esta tesitura lo mismo es confiar en un zahorí, en una bruja, en alguien que adivine mediante naipes o en cualquier otro método que al buscador de agua se le ocurra, por ejemplo el vuelo del primer pájaro con el que encuentre. También se puede probar con algún conjuro. Que la suerte nos sea propicia.

NOTICIA 07
NOTICIA 03
NOTICIA 10
NOTICIA 05
MOTOR EBD
NOTICIA 01


Canal Telegram El Bierzo Digital
NOTICIA 04
EMPLEO
ofertas empleo ponferrada
NOTICIA 08
PROGRAMACION TV
Programación TV
NOTICIA 02
WHATSAPP
Canal Whatsapp El Bierzo Digital
NOTICIA 06
NOTICIA 09
la encuesta

¿Considera adecuados y suficientes los actos del Bicentenario de Bierzo provincia?

Cargando ... Cargando ...
ROBA PAGINAS MONEY
NOTICIA 11

ADSENSE CUADRADO NOTICIA
© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.