Decenas de vecinos del barrio de Compostilla llevaron este viernes sus reivindicaciones contra la red de calor al Pleno de Ponferrada y anunciaron que abrirán procedimiento judicial contra el proyecto que entienden que “no interesa ni al Ayuntamiento ni a los vecinos de Ponferrada, sólo a Somacyl que es quien va a recibir la inversión de 4 millones de euros para hacerla”, criticó su portavoz, Pilar García.

“Es una barbaridad colocar una central de calor en un centro urbano. Estamos recogiendo firmas y vamos a iniciar la vía judicial esperando que la administración cambie de opinión y modifique el lugar donde la van a colocar. No estamos en contra de la planta, estamos en contra de la localización”, subrayaron a las puertas del Consistorio ponferradino.

Decenas de vecinos de Compostilla, a los que se unieron vecinos de La Rosaleda, protestaron en el pleno contra la planta de red de calor. / QUINITO

El abogado que estaría asesorándolos judicialmente en contra de este proyecto les ha dado esperanzas de que pueden conseguir un cambio en la localización de la planta de quema de biomasa y culpan al Ayuntamiento de haber elegido mal dónde situarlo. “El Ayuntamiento o el equipo de gobierno es el responsable de decidir dónde se coloca y tiene el deber de velar por la salud de los ciudadanos. El único que se beneficia con esto es Somacyl pero la incidencia en la salud de los ciudadanos va a ser muy negativa. El calor lo van a llevar a edificios de más de 50 años que no están preparados para retenerlo. El ahorro y los puestos de trabajo que se van a crear son mínimos. El secretismo con el que se ha hecho todo esto tendrá algún motivo y nosotros estamos en nuestro derecho de protestar”, zanjaron.

Al término de las fechas navideñas, los vecinos no descartan en organizar manifestaciones. Vecinos de otros barrios ponferradinos como La Rosaleda también se han querido sumar a sus reivindicaciones contra la planta de red de calor y los han apoyado esta mañana.

Vecino de Compostilla contra la localización de la planta de red de calor durante el pleno. / QUINITO