Num: 6922 | Miércoles 20 de octubre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Noche de intensa búsqueda de un peregrino que aparece al día siguiente en un hotel diferente al que se alojó

La Guardia Civil y Protección Civil batieron seis kilómetros de las orillas del río donde el peregrino canadiense, una persona mayor que previsiblemente se desorientó, fue a pasear tras coger habitación, asearse y dejar sus cosas en un primer alojamiento

Imagen del Burbia a su paso por Villafranca

Llegó en la tarde de este sábado a un albergue de Villafranca del Bierzo, cogió habitación, dejó sus cosas, se aseó y se fue a dar un paseo por el río. Horas después, y sin tener noticias de este peregrino canadiense, una persona mayor que viaja sola, se dio la voz de alarma temiendo lo peor: que se hubiera perdido o que incluso hubiera tenido algún accidente. A partir de este momento se puso en marcha un dispositivo de búsqueda por parte de la Guardia Civil y de Protección Civil de Villafranca, este último coordinado por el propio alcalde, José Manuel Pereira.

Desde las 11 hasta las 6 de la mañana se batieron las orillas del río, aproximadamente tres kilómetros aguas arriba y  otros tres aguas abajo de la localidad. Se buscaron posibles huecos donde podría haberse caído, se miró entre la vegetación, se inspeccionaron las zonas donde el agua corre con mayor fuerza, las rocas del cauce… Al no obtener resultados, a primera hora de la mañana la Guardia Civil comenzó a llamar a la puerta de todos los bares, albergues, hoteles… y en uno de estos lo encontraron, durmiendo plácidamente, si bien algo confuso a la hora de tomarle declaración.

Y es que había llegado a este segundo alojamiento después de su paseo, había pagado una habitación y se había echado a dormir, mientras sus cosas permanecían en el primer establecimiento en el que se alojó, tan solo a 25 metros. Por el momento, no se conoce la razón de lo sucedido, si bien todo parece indicar que el hombre se perdió a la vuelta de su paseo.

A pesar de haber ‘revolucionado’ la villa, el alcalde, José Manuel Pereira, consultado por este periódico, quita importancia al asunto y, sobre todo, se alegra del ‘final feliz’. “Lo importante es que no le ha pasado nada, que ha aparecido, todo ha quedado en una anécdota graciosa”, señala. Sobre las tareas de búsqueda, que a él mismo le han tenido en vilo toda a noche, destaca que han tenido su utilidad. “Nos han servido de maniobra para actuar en un caso similar si bien esperamos que no haga falta”, explica.

 

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.