Num: 6321 | Jueves 27 de febrero de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Yolanda Álvarez: “El abuso sexual no está considerado delito de violencia de género pero el pacto de Estado recoge incluirlo”

La abogada berciana acaba de ser nombrada nueva presidenta de la delegación del Bierzo del Colegio de Abogados de León y entre sus objetivos están hacer de la Abogacía un sector más unido en la comarca y educar a la ciudadanía en valores, derechos y libertades

Yolanda Álvarez a las puertas del Juzgado de Ponferrada. / QUINITO

Yolanda Álvarez, abogada berciana, implicada en defender los derechos y libertades de todos los ciudadanos independientemente de su nivel adquisitivo, hace guardias del turno de oficio desde el 92 y acaba de ser nombrada por sus compañeros la nueva presidenta de la delegación del Bierzo del Colegio de Abogados de León.

Asume el cargo con ilusión y vértigo, a partes iguales. Busca superarse, mejorar cada día y estar a la altura de sus antecesores, Aníbal Fernández, el primer presidente de la delegación berciana, y Ángel Suárez, segundo y último. Para ello, contará con el apoyo de sus compañeros de la junta directiva: Javier Barrio González, Raquel Díaz, Gerardo Manuel Sal Moldes, Pablo Bello Suárez, Juan Manuel Alonso Carbajo, Alicia Álvarez Laiz, Ana Garnelo Fernández-Trigales, Javier Hoyos Núñez y Mª Patricia Pérez Bruzos.

Entre sus objetivos para los próximos cuatro años, se marca hacer de la Abogacía un sector más fuerte y unido en el Bierzo y, desde ese punto de partida, la cohesión, educar a la ciudadanía en valores, derechos y libertades civiles.

Enhorabuena por su cargo como presidenta de la delegación del Bierzo del Colegio de Abogados de León. ¿Cómo llega un abogado a ese puesto en la comarca?

El primer presidente, Aníbal, fue el que más tiempo estuvo, y Ángel, después, ocupó el cargo seis años. Ahora estoy yo. En primer lugar, he vuelto a salir elegida diputada en la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados y posteriormente se hace una elección interna, dentro de la delegación del Bierzo, del puesto de presidente. En este proceso de votación se me eligió.

Este proceso de elecciones, ¿es algo cíclico cada ciertos años o se vota cuando la persona que está en el puesto renuncia?

Cada vez que hay elecciones que impliquen cambio en los vocales de la Junta Directiva de la delegación hay un proceso de ratificar o cambiar los vocales. Cada cuatro años hay elecciones y, cada dos, dentro de ese espacio de cuatro años de mandato, se renuevan los nombramientos.

¿Quiénes la acompañan en la presidencia?

Me acompaña como vicepresidente Javier Barrio González, la secretaria es Raquel Díaz y los vocales Gerardo Manuel Sal Moldes, Pablo Bello Suárez, Juan Manuel Alonso Carbajo, Alicia Álvarez Laiz, Ana Garnelo Fernández-Trigales, Javier Hoyos  Núñez y Mª Patricia Pérez Bruzos. Somos diez en total.

¿Cómo sienta ser presidenta?

La verdad es que sienta bien pero con un poco de respeto porque es mucha responsabilidad. Y es que las dos personas que me han precedido en el cargo lo hicieron estupendamente. Tanto Aníbal Fernández como Ángel Suárez son unos referentes a la hora del buen hacer y las buenas formas. Personalmente soy muy diferente a ellos y es un puesto que exige una responsabilidad y una tranquilidad que ellos han tenido y yo espero estar a la altura.

¿Qué diferencias cree que tiene con respecto a sus compañeros?

Personalmente. Cada uno es como es, no lo puedes remediar. Yo soy una persona a lo mejor más visceral que ellos, ellos son más cerebrales, más tranquilos.

¿Cómo le explicaría a alguien que no la conozca quién es Yolanda Álvarez?

Soy abogada. Llevo ejerciendo aquí (en Ponferrada) desde enero de 1993. Empecé con mi socio, el dueño del despacho en el que sigo, Tomás González Cubero, que fue quien me ha enseñado todo en esta profesión. Él para mí fue mi maestro, el que me enseñó a ser abogada.

A partir de ahí estuvimos trabajando en el despacho durante muchos años los dos solos y luego se incorporó Amparo Vidal, mi nueva socia. Seguimos siendo socios de forma convencional, repartir gastos e ingresos al 50%, y nunca ha habido ni una mala palabra ni un mal gesto entre nosotros.

Llevo desde enero del 93 como abogada, desde el 92 en el turno de oficio porque me había colegiado en Oviedo, y sigo haciendo guardias de Justicia Gratuita. Me parece que podemos desarrollar desde el turno de oficio una labor importantísima porque sobre nuestras espaldas recae la función social del Estado de Derecho. Sin nosotros, quien no tuviera medios no podría acudir a la Justicia. Sin embargo, el mecanismo de la Justicia Gratuita permite que todo el mundo pueda acceder con un abogado a la defensa de sus derechos y libertades.

Llevo desde enero del 93 como abogada, desde el 92 en el turno de oficio porque me había colegiado en Oviedo, y sigo haciendo guardias de Justicia Gratuita

Es un papel que debe ser especialmente realzado. Cobramos una cantidad insignificante por llevar estos procedimientos y mejorarla es una de las reivindicaciones históricas de la Abogacía. En la medida en la que pueda voy a seguir llevando esta labor.

Poco después de colegiarme empecé a trabajar en las comisiones que se empezaron a organizar en el Colegio de Abogados hasta que empecé a entrar en algunas. Primero estuve en la comisión de Fiestas, Honorarios… en multitud, hasta que llegué a ser diputada de Junta de Gobierno y empecé a presidir la de Justicia Gratuita y turno de oficio.

Me parece que el Colegio debe abrirse a la sociedad en general y a sus nuevos abogados. Si estamos aquí y servimos para algo es precisamente para apoyarnos y echarnos una mano entre nosotros. Los colegiados nuevos deben ser nuestra prioridad.

Yolanda Álvarez, en la plaza dedicada a los abogados de turno de oficio en Ponferrada. / QUINITO

¿Cuál es el papel de la delegación del Bierzo del Colegio de Abogados de León?

Somos un organismo jerárquicamente dependiente del Colegio de Abogados pero tenemos nuestro propio estatuto aprobado en una asamblea general del Colegio, que es por el que nos regimos. Tenemos nuestras propias normas, independientemente de que nos sometamos al estatuto general del Colegio y de la Abogacía. Tenemos nuestras propias competencias. Somos un poco como el Estado y las comunidades autónomas.

Tenemos competencias transferidas y llevamos el día a día de lo que es la gestión del turno de oficio, honorarios, deontología, formación, pequeñas cosas que se juntan y son mucho. Tenemos nuestra propia sede, nuestros órganos de funcionamiento interno… Algunas cosas habrá que cambiarlas y reajustarlas.

En su opinión, ¿qué momento vive la Abogacía en este momento, a nivel general y concretamente en el Bierzo?

La abogacía no es un ente que no sea la sociedad berciana, es parte de ella, somos ciudadanos. Igual que la crisis se está notando en toda la comarca también lo hace en la Abogacía. Tenemos menos asuntos probablemente de los que pudimos tener hace años. La gente tiene menos dinero, usan más la justicia gratuita cuando antes a lo mejor empleaban su propio dinero para procedimientos civiles de familia. Ahora están en su derecho de utilizar la justicia gratuita y la utilizan. Lógicamente habrá despachos o compañeros a los que les vaya mucho mejor y otros a los que les vaya peor pero en general creo que estamos un poco en un impasse.

En el Palacio de Justicia venían denunciando muchas carencias, ¿se han resuelto?

Se ha estado trabajando en las deficiencias estructurales y no sabemos cómo puede estar el tema de filtraciones de agua en el sótano y alguna otra cosa. Parece ser que en algunas plantas las paredes daban pequeños calambres por esas filtraciones. El problema de todas estas cosas es que las diseña alguien que no tiene nada que ver con la Justicia y nunca ha entrado en un juzgado. Se diseña un edificio que por fuera es precioso pero luego, por poner un ejemplo, resulta que a los funcionarios que trabajan de espaldas a los ventanales les refleja la pantalla porque no hay persianas. Queda muy bonito no ponerlas pero no es productivo.

Hay carencias que vienen motivadas porque además los responsables del diseño no se dejan aconsejar o influir. Recuerdo un problema concreto en Fiscalía; se decía que necesitaban armarios y el arquitecto contestaba que no, que su planta era diáfana y que con el papel cero no eran necesarios los armarios. Ellos, en su mundo. Ojalá llegáramos algún día al papel cero en los procedimientos judiciales pero hoy por hoy no es así. Se llega al absurdo de que dice el arquitecto que no vienen armarios presupuestados ni programados pero que no se les ocurra llevar sus armarios viejos porque no pegan con la decoración nueva.

Es una lucha que no te crees que pueda estar pasando. Una guerra constante. Ahora lo nuevo ha sido hacer una especie de oficina en la pecerita de la entrada del Palacio de Justicia para la atención al público. Es claustrofóbico. Es para dar servicio al ciudadano y no se puede dar un buen servicio al ciudadano en un espacio restringido en 4 o 6 metros cuadrados. Me parece un absurdo. Está la jueza decana muy pendiente de ese asunto porque me consta que está un poco alucinada, hablando coloquialmente, de que pase todo esto. Están con la reorganización de los juzgados para pasar Unidades Procesales de Apoyo Directo (Upad).

El Palacio de Justicia lo diseñó alguien que no tiene nada que ver con la Justicia y nunca ha entrado en un juzgado. Por fuera es precioso pero luego hay carencias porque los diseñadores no se dejan aconsejar o influir.

El Juzgado número cinco de Primera Instancia lleva violencia de género. Estaba en la segunda planta en un lugar solo para ellos pero con la reorganización las Upad comparten, en concreto el uno comparte con el cinco espacio físico. Se les dijo desde el primer momento que habiendo sitio, porque el espacio que ocupó el juzgado número cinco quedó cerrado vacío, que se les dejara quedarse allí por una cuestión de intimidad. Tú no puedes acudir allí con todo lo que tienes encima cuando tienes una denuncia ya interpuesta en comisaría con una solicitud de orden de protección y estar en unas dependencias minúsculas sin ventilación, sin una ventana a la calle que tenga algo de iluminación, en un cuartito reducido que tienen para las víctimas y pasando constantemente gente de un lado para otro. Necesitas un poco de intimidad y tranquilidad. Ya no digo nada si encima te ves abocada a acudir al juzgado a ratificar tu denuncia y celebrar una comparecencia con un niño o dos niños. Es imposible materialmente que esa mujer esté cómoda allí.

En su día se les dijo pero el Ministerio nunca atiende a razones. Ahora parece que sí, a base de dar guerra sobre todo por parte del juez del cinco, Ignacio, y de la jueza decana, se les va a volver a permitir estar en lo que era su espacio anterior y tener un espacio más adecuado para que puedan estar las mujeres tranquilamente.

Las obras en el juzgado serán esas y hacer una nueva sala de vistas que beneficiaría a todo el mundo. Hay 6 salas de vista para 11 juzgados, una sala más siempre viene bien.

El tema de las cláusulas suelo es algo que ha perdido la Abogacía berciana este año.

Y creo que lo vamos a perder también el año que viene. No ha salido todavía la prórroga pero intuyo que no va a haber buenas noticias para el año que viene. Me consta que se ha solicitado volver al régimen anterior, que lo llevaran los juzgados de Primera Instancia, que lo pueden llevar perfectamente e incluso que la presidenta de la Audiencia Provincial se ha posicionado a favor de la creación de otro juzgado que lleve cláusulas suelo para el Palacio de Justicia de Ponferrada, que serían dos, uno en León y otro en Ponferrada, pero la verdad es que no sé cómo pueden estar esas gestiones.

¿Qué supone trasladar esos juicios de Ponferrada a León?

Hoy por hoy todo se presenta por Internet pero para la audiencia previa y el juicio todos nos tenemos que desplazarnos a León al juzgado. No sólo nosotros, también los ciudadanos.

¿Se llevan muchos procedimientos de este tipo en el Bierzo y notan que estén bajando por estos desplazamientos?

El número de procedimientos yo creo que no ha bajado, creo que está subiendo porque además de las nulidades de cláusulas suelo, que son las más vistosas, porque tienen una mayor repercusión económica, estamos también con las nulidades de las cláusulas de gasto, los gastos de las tasaciones, pagos de facturas del registro, copias de notaría, los gastos de la constitución de hipotecas… Se están abriendo vías nuevas en cuanto a otras nulidades de cláusulas.

La litigiosidad en este tipo de procedimientos sigue subiendo. El problema es que si antes había ocho juzgados en Ponferrada que llevaban este asunto y en León, los juzgados de primera instancia que haya, 10 o 12 pongamos, más Astorga, más La Bañeza, más Cistierna, la agilidad era mucho mayor que con  uno para toda la provincia.

Yolanda Álvarez, nueva presidenta de la delegación del Colegio de Abogados de León en el Bierzo, en su despacho de Ponferrada. / QUINITO

Volviendo al turno de oficio, antes mencionabas que cada vez más personas recurren a él. No sé si se recurren más a en algunos ámbitos que otros y cuáles serían.

Hay muchos procedimientos de familia que se llevan a través del turno de oficio y cada vez más. Son personas que no tienen medios suficientes y es un recurso con el que la gente queda muy satisfecha. Además tenemos una innovación, fuimos los pioneros en España, que es la libre designación de abogado de turno de oficio civil. Es decir, el solicitante puede escoger entre los abogados del turno de oficio civil qué abogado le lleva su procedimiento de familia.

No tengo una estadística pero creo que lo que más se hace son procedimientos de familia: divorcios, separaciones, guardia custodia y alimentos y reclamaciones de cantidad, por impagos, ejecuciones hipotecarias… En penal está todo englobado. Sí que tenemos un porcentaje muy alto de llevanza en penal del turno de oficio.

El año pasado se abrieron 3.028 expedientes desde el servicio de orientación jurídica que es el que abre la vía para las posteriores designaciones. En 2015 fue un poco menos. En 2014 subió una barbaridad. Este 2017 no tengo el dato hasta que se cierre pero probablemente subamos un poco. Va subiendo un poquito cada año, el año pasado más de un 4%. Es una subida continuada año a año.

Hablábamos antes de ir hacia el papel cero, ¿qué tal va la digitalización en el Palacio de Justicia de Ponferrada?

La verdad es que todo el mundo está poniendo todo de su parte pero no se termina de llegar a la digitalización total. Los medios no son los adecuados para poder hacerlo. Es cierto que últimamente los procedimientos judiciales están todos en formato digital, está todo escaneado y subido, pero está duplicado: digitalizado y en papel. Es doble trabajo para todos. Tendemos que tender a ello pero falta mucho. Las salas de vistas tienen que estar preparadas, tendrán que poner visores y muchas más cosas. Falta inversión.

En ese sentido, ¿cuentan con los recursos necesarios para desempeñar su labor?

Nosotros tenemos nuestros recursos que son propios. Los abogados somos los que más nos hemos modernizado con las nuevas tecnologías, por imperativo. Era hacerlo o no puedes presentar en el juzgado. Es algo que sale de nuestros propios bolsillos.

Qué retos ve para esta presidencia.

Mis retos personales son abrir al Colegio no solo a los abogados sino también a la sociedad habitual. Hay muchas cosas que nosotros podemos hacer para ayudar a la sociedad, mejorar el día a día de todo el mundo. Sin ser presuntuosa, somos gente preparada y podemos hacer muchísimas más cosas por el bien común de las que estamos haciendo. Por eso me vuelco completamente en el turno de oficio.

¿Cuáles son esas cosas en beneficio de la sociedad que se pueden hacer desde la Abogacía?

Formar e informar a la gente de cuáles son sus derechos. Cuando salió la Ley de tasas nosotros decíamos que era una barbaridad, protestamos hasta que conseguimos que se quitara, pero la movilización social jamás la conseguimos. ¡Y las tasas no las pagábamos los abogados, las pagaba el cliente! Muchas veces no sabemos explicar muchas cosas que afectan a los ciudadanos y a la sociedad y son recortes en derechos de todos. Creo que es un paso que intentaré dar de alguna manera, no sé cómo pero quiero hacerlo.

¿Qué es lo que más necesita saber la gente sobre sus derechos y libertades?

Te sorprendes, hay muchas cosas que la gente piensa que son como en las películas americanas. Se hacen muchas campañas de concienciación de violencia de género y todavía hay gente que no sabe qué es el delito de violencia de género. Piensan que las mujeres obtienen determinadas ventajas y no es cierto.

La gente sigue pensando que no puede pedir el divorcio porque su marido no se lo da. ¿Y qué tiene que ver tu marido en esto si tú te quieres divorciar? Igual que muchas veces creen que si traen las pruebas de que su marido ha sido infiel tienen más derechos ellas, que van a cobrar más pensión, y no, van a cobrar exactamente la misma pensión compensatoria. Hay multitud de cosas de las que se puede informar.

La violencia género sigue siendo un tema escandaloso en nuestro país pero lo tenemos hasta cierto punto normalizado. En cambio se está creando últimamente una especie de alarma en torno a los casos de agresión sexual. ¿Antes no se producían o es que ahora son más mediáticos?

No sé si ahora se dan más casos de este tipo o no. La gente comete delitos pero cuando hay una sentencia y se les declara culpables son culpables, no antes.

La violencia de género es un delito muy muy especial. Tiene unas particularidades que no tiene ningún otro tipo de delito. Nadie duda si tú sales a la calle y te roban el bolso y vas a comisaría a denunciar de que la víctima eres tú. Si tú vas a denunciar que tu marido lleva toda la tarde incordiándote, que te dice que no vales para nada y que eres una mierda y que eres no sé qué o no sé cuanto, la gente no es que dude pero bueno te cuestiona.

No sé si ahora hay más casos de agresión sexual o no. La gente comete delitos pero cuando hay una sentencia y se les declara culpables son culpables, no son culpables antes. Debemos centrar los esfuerzos en la prevención y eso es educación en igualdad desde pequeños

“Fíjate, y por esto denuncia a su marido”, “pobre, ahora él”, “es que ahora no aguantáis nada”… Tiene una serie de connotaciones alrededor que son muy concretas y súmale que una mujer cuando llega al paso de poner la denuncia lo que lleva a sus espaldas no son dos días de aguantar, son años normalmente. Las estadísticas dicen que en torno a una media de 4 años desde que empieza el trato vejatorio. Esto va a más hasta que empieza la agresión física o las palizas y a veces también en esta situación se aguanta hasta que no se puede más. Es una problemática muy específica.

Debemos centrar los esfuerzos en la prevención sino no vamos a acabar nunca con la violencia de género y la prevención es educación en igualdad desde el momento cero, desde pequeños. Es un problema de todos que va a peor. La gente que viene está cogiendo unos hábitos con lo que ven en redes sociales y en la televisión que me asusta. Veo cosas en guardias con jóvenes que son para echar a correr.

¿Hay cierta interrelación entre la violencia de género y la agresión sexual?

Hoy por hoy el abuso sexual no está considerado un delito de violencia de género salvo que quien abusa sea tu marido, pareja o expareja pero sí que el pacto de Estado contra la violencia de género recoge incluirlo como un delito de violencia de género aunque hasta que no se desarrolle no sabemos cómo lo van a hacer.

La Junta de Castilla y León y el Colegio de Abogados de Castilla y León han firmado un convenio  y desde los colegios se atenderán a las mujeres víctimas de cualquier tipo de agresión sexual que no quede cubierta por Ley estatal. De esta manera las víctimas de agresión sexual también tendrán asistencia jurídica gratuita para todo el procedimiento.

El abuso sexual no está considerado violencia de género pero el pacto de Estado (contra la violencia de género) recoge incluirlo. No obstante, en Castilla y León, las mujeres víctimas de cualquier agresión sexual pueden acogerse al servicio de justicia gratuita

Y por terminar esta entrevista con un mejor sabor de boca, ¿cuáles son sus ilusiones para este mandato?

El año que viene se organizará la jura de los nuevos abogados, en torno al mes de marzo, y quiero retomar y hacer más cosas, fiestas, en este sentido porque la unión hace la fuerza y si estamos unidos entre nosotros tenemos más posibilidades de hacer más cosas que solos. Somos una profesión muy individualista pero tenemos la suerte de que somos “pocos” en el Bierzo, doscientos y pico, no somos Madrid,  más o menos nos conocemos todos.

Cuando yo empecé éramos muchos menos y salíamos cada poco de cena o a tomar algo. Eso une y genera una relación muy buena y muy positiva. Quiero que el Colegio sirva de unión entre nosotros, empezar a hacer cosas para que la gente se divierta. En el Bierzo somos muy fiesteros (bromea).

Y para terminar, quiero dar las gracias a los compañeros que han contado conmigo durante estos años y entiendo que si siguen votándome es porque creen que puedo seguir haciendo cosas por ellos. Y, que llegan las fiestas de Navidad, así que ¡felices fiestas a todos!

Yolanda Álvarez a las puertas de la delegación del Bierzo del Colegio de Abogados de León. / QUINITO

Esta entrada tiene 1 comentario(s).

Los comentarios han sido cerrados.

NOTICIA 02
NOTICIA 03
empleO
ofertas empleo ponferrada
PROGRAMACION TV
Programación TV
NOTICIA 01


NOTICIA 04
NOTICIA 07
NOTICIA 05
la encuesta

¿Estaría a favor de una autonomía leonesa siendo provincia el Bierzo?

Cargando ... Cargando ...
NOTICIA 10
NOTICIA 11
ADSENSE CUADRADO NOTICIA
NOTICIA 13


NOTICIA 08
NOTICIA 06
NOTICIA 09
NOTICIA 12
© 2020 Grupo Noroeste En Red. Todos los derechos reservados.