Cuando a los 78 minutos del partido que disputaban este domingo en El Toralín la SD Ponferradina y el CCD Cerceda, el marcador reflejaba un 0-1 favorable a favor del conjunto gallego, gol marcado por Luariz a los 23 minutos al transformar el  penalti cometido por Jon García sobre Armando, se temía lo peor entre los aficionados blanquiazules que pese al frio reinante asistieron al estadio ponferradino, además al estar perdiendo por un equipo que estaba un puesto por encima de la Deportiva en la clasificación y con tres puntos más que el conjunto de Carlos Terrazas.

Pero lo mejor estaba por llegar, dado que en el antes citado minuto 78 Yuri iba a establecer primero la igualada, y nueve minutos después el tanto de la victoria, demostrando el brasileño el gran olfato de gol que tiene, haciendo bueno ese famoso dicho de que “el que tuvo retuvo”. La fiesta en El Toralín era total, pues nadie esperaba esa remontada, máxime al ver que el juego de los blanquiazules había sido muy pobre en el transcurso del encuentro.

Esos tres puntos le suponen a la Ponferradina escalar dos puestos en la clasificación, pasando del 19 al 17, y que si bien no sacan a la Deportiva del descenso se encuentran ahora a tan sólo un punto del playoff por el descenso, puesto que ocupa la Gimnástica Segoviana, así como a dos del Pontevedra, equipo este que marca la permanencia.

El próximo domingo día 10 de diciembre a las 17:00 horas el conjunto blanquiazul jugará en el Estadio Salto del Caballo ante el CD Toledo, equipo que ocupa el puesto número 13 de la clasificación con 19 puntos, 3 más que la Deportiva, partido al que llegan los blanquiazules con la moral por todo lo alto tras la victoria in extremis de este domingo ante el Cerceda. Desde luego ganar en tierras toledanas sería un gran alivio para el cuadro de Carlos Terrazas de cara a esa peligrosa posición que ahora ocupan. La tarea no es fácil, pero ¿por qué en Toledo los de Carlos Terrazas no pueden conseguir la primera victoria de la temporada fuera de casa?