Agricultura convocará ayudas de 300.000 euros en tres años para instalar torres antiheladas

La medida fue anunciada en octubre de 2022 y el procurador berciano de UPL, José Ramón García, teme que el proyecto "no llegue ni a la mitad"
Restos de una quema de pacas de paja para combatir las heladas en una finca de frutales del Bierzo
Restos de una quema de pacas de paja para combatir las heladas en una finca de frutales del Bierzo. / EBD

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, anunció hoy que su departamento convocará una línea de ayudas de 300.000 euros para la instalación de equipos colectivos antiheladas, a través de torres calefactadas, que beneficien a frutales de pepitas: manzanos, perales e higueras, todos ellos asociados a figuras de calidad para asegurar sus producciones y su calidad. “La mayor parte de las ayudas irán al Bierzo”, espetó Dueñas tras ser interpelado por el procurador leonesista José Ramón García, quien preguntó en qué momento se encontraba este proyecto.

Explicó que la Consejería “estudió alternativas” que concluyeron en un estudio desarrollado junto a la Asociación Berciana de Agricultores (ABA) para las torres calefactadas. La convocatoria beneficiará a parcelas cuya superficie cuenten al menos con cuatro hectáreas, lo que obligará, admitió el consejero, a “agruparse” a los profesionales. De hecho, anunció que mañana y pasado se celebrarán reuniones con los representantes de operadores de figuras de calidad diferenciada.

Dueñas recordó que la Ley Agraria “limita el proyecto piloto” y por eso ha sido necesario acudir a las ayudas directas, con 300.000 euros para tres anualidades, empezando en la 2023-2024. La subvención máxima prevista será de un 40 por ciento “para atender el máximo de proyectos posibles” y consideró que llegar a niveles del 70 por ciento, como se comprometió la Consejería en un principio, “desacredita el uso de la subvención”.

A su juicio, una torre calefactada puede proteger unas siete hectáreas y tiene un coste que ronda los 50.000 euros. Con un 40 por ciento de subvención, dijo, “supondría un coste de 4.285 euros por hectárea”. Y a un tipo de interés actual del cuatro por ciento y a un préstamo a 15 años “supone que el pago por hectáreas sería de 385 euros, que bajaría a 250 al tipo de interés del año pasado, que es pagable por los profesionales”.

Por su parte, José Ramón García recordó que esta promesa la lanzó el propio consejero en Carracedelo en octubre de 2022 ante las demandas de los fruticultores bercianos y afeó que esta medida “no se haya puesto ya en marcha esta primavera”, pues las heladas pueden causar hasta un 50 por ciento de daños por heladas primaverales. “Lo de siempre, promesas las que se quieran, pero hechos, nada de nada. Juegan con la economía y futuro de las familias bercianas. Desde UPL empezamos a dudar y que no llegue ni a la mitad del proyecto”, sospechó.

También aludió a que al final el proyecto “se implantará en toda la Comunidad, se rebajará el nivel de subvenciones al 40 por ciento y fija el mínimo a cuatro hectáreas”. “Como usted sabe, en el Bierzo, comarca minifundista, pocas parcelas alcanzan ese tamaño. León no es Castilla con la amplia Meseta”, precisó el procurador leonesista, quien en ese momento se encontró con la respuesta del consejero de que “si se agrupan superarán esas cuatro hectáreas”.

Finalizó el procurador con una petición: “Dejen de mentir, ayuden de verdad. Desde Valladolid no se apoya al Bierzo, solo para prometer tierras fértiles para parques fotovoltaicos”.