INVESTIGACION EBD / HERRERO BRIGANTINA

El chico tímido que soñaba ser como Alejandro Magno. La estafa de Herrero Brigantina (I)

Nacido en Mieres, Asturias, Juan González Herrero, cerebro y creador del Grupo Herrero Brigantina fue siempre un chico tímido, ávido lector que soñaba con emular a Alejandro Magno, Emilio Botín y otros héroes de su juventud

Los compañeros de Antena 3 TV están que trinan, en su reciente viaje a Ponferrada, Juan González Herrero, todopoderoso hombre del Grupo Herrero Brigantina, sí les concedió una breve declaración callejera y se comprometió a acudir al plató de Espejo Público, pero finalmente no asistió. ¡Claro! No saben que en el fondo “Juan es una persona muy tímida, que sólo muestra su verdadera personalidad con personas de confianza o que de una forma u otra controla”, nos comenta una persona muy allegada a él. Y es cierto, la primera impresión que se lleva quien conoce por vez primera al supuesto cerebro de la trama financiera es la de una persona sincera y cercana, casi humilde. Todo lo contrario es lo que esconde su superficie.

Orígenes

Juan González Herrero, nacido en Mieres, de padre empleado de Telefónica, por ese motivo tuvo varios domicilios a lo largo de la geografía española, incluso en las Islas Baleares, donde conoció a la que sería con el paso de los años su mujer, una médico gallega afincada finalmente en el Bierzo y a la que siguió en sus diversas etapas laborales y por la que fijó la sede de lo que iba a ser su imperio, de duración poco más de una década, en la capital berciana, Ponferrada.

“A Juan le encanta leer. Lee mucho e intenta escribir cada vez mejor. Las biografías de grandes hombres le apasionan y también la historia, emula frases y escritos en especial de Alejandro Magno”, nos comentan dentro de lo que es su círculo más cercano. Estudió Empresariales en la Universidad de Oviedo, aunque “siempre le quedó la espina de no haber terminado Derecho”. Sin embargo, el ahora polémico empresario se arroja para sí la titulación finalizada en su perfil profesional.

Sí es cierto que haya cursado un MBA. Quienes le conocieron en su etapa universitaria, no dudan en afirmar que era un “cerebro maquinando constantemente, con gran memoria y una inteligencia probada. Muy educado”.  Ya en planos más cercanos y actuales, algunos afirman que “es muy hipocondríaco, muy ambicioso y de serio  que es parece hasta soso. Resulta raro verle con una mujer sudamericana cuando él no es que fuera racista del todo, pero clasista, sí, definitivamente sí y mucho”.

Los libros no son ajenos en la juventud y los primeros años de vida adulta del que fuera presidente del veloz Grupo Herrero Brigantina. La economía, la historia y como hemos oído, las grandes biografías, le gustan al hasta hace poco autocalificado “Andy García de las finanzas”. Su mentor fue Jesús Huerta del Soto, ídolo del mundo de los seguros y la economía en España. Sus primeros trabajos ya en el mundo laboral arrancan en Avilés, al frente de Seguros España, luego en Santa Lucía. De ahí pasó a Gijón y de Gijón a La Coruña. “En Coruña solapó un tiempo su trabajo en Seguros España por segunda vez y entró en el Banco de Santander”. Fue en la ciudad gallega donde su juventud y capacidad de liderazgo le llevó a alcanzar el puesto de director de Banca y Seguros en Galicia, “y donde realmente aprendió todo lo relacionado con productos financieros y sus lazos con las aseguradoras. Además de enamorarse de la figura de Emilio Botín”.  “Él seguía a su mujer y en cierta forma la idolatraba. De hecho se fue a vivir a Lugo siguiendo los destinos profesionales de ella”, nos afirman fuentes familiares que, en cierta forma, no se explican lo sucedido con Juan González Herrero. “Es como si hablásemos de dos juanes, el de antes de su segunda esposa y el de después”. Sentencian. “¿Qué me dices que Juan sale por la noche de fiesta? ¡Imposible. No me cabe en la cabeza!”, pues así es y hay numerosos testigos en la noche ponferradina que lo sitúan en lugares de bailes latinos y discotecas.

Primera oficina de Herrero Brigantina en Ponferrada, Avenida Gómez Núñez, última planta / EBD

Desde su privilegiada oficina en pleno cantón de La Coruña, el de las postales, la cabeza pensante del escándalo de Herrero Brigantina, admitido ya en la Audiencia Nacional, planifica los siguientes años de su vida laboral que pasan por convertirse en su propio jefe, en empresario emulando a todos los ejecutivos que la vida social y económica gallega le está llevando a conocer. Ser un Mario Conde, Alfonso Armadas, don Emilio Botín… No sin antes, pasar fugazmente por un destino en el Banco Santander en Valladolid de donde sale “de muy malas maneras”, nos afirman sin más explicaciones dentro de la propia corporación BSCH.

Perfil psicológico

Nos desplazamos a la consulta de un reputado médico psiquiatra de la plaza. Por su consulta han pasado centenares de personas. Le hemos pedido el favor de que nos atienda. En seguida, vamos mostrando material, escritos, fotografías, publicaciones y diversos aspectos de la vida de nuestro personaje de hoy. Como un puzzle, las piezas van encajando hasta dar con un diagnóstico final: “Está claro que hablamos de una persona perfeccionista. Inteligente y muy ambiciosa. Narcisista. Con una ligera fobia social que trabaja duro por vencerla. Esa, según dicen, compra de premios, reportajes pagados y apariciones estelares son muy habituales en personas que necesitan un reconocimiento social del que creen carecer en realidad”. Se trata de construir un CV, un escenario en el que interpretar un papel. Al tratarse de una fuerte personalidad interna “la doble cara de amable y tímido por fuera y supuesto tirano por dentro es muy común, típica”.  En este sentido, nos acordamos entonces de una frase que un familiar nos dijo: “En cierta medida Ali -por su primer mujer y madre de dos niñas- le sujetaba y le recriminaba para qué quería más si estaban bien ya a donde había llegado”. Se diría que el imperio societario y económico, ahora desmoronado, explosionó con el cambio radical de vida y hasta de aspecto, que en una pequeña ciudad de provincias como Ponferrada, que todo se termina sabiendo, sucedió en el ejecutivo.

Escritura fundacional de Herrero Brigantina a la que ha tenido acceso exclusivo EBD

Hacer del Bierzo su pequeña Cantabria

Estamos en La Coruña en el año 2011, cuando Juan González Herrero, con otros colaboradores que ha ido conociendo,  se decide a dar el salto al empresariado. Tiene experiencia en el sector seguros, cuenta con cartera de clientes, amplia y variada, y realiza su primera apuesta en teoría en solitario, pero lo cierto que le secunda un pequeño grupo de comerciales gallegos y asturianos cercanos a los que poco a poco irá sumando a su aventura. “Herrero viene de la tradición de la Banca Herrero, con origen en Villafranca del Bierzo y desarrollo posterior en Asturias. Brigantina por la ciudad, La Coruña, en donde se ha ideado y creado la empresa”, explicaba el propio Juan Herrero en múltiples reportajes y entrevistas de prensa. Lo cierto es que la capacidad para envolver las cosas de forma seria, con logos y términos de cierta reputación tomados muy entre alfileres con ideas o conceptos de otros, va a convetirse en una constante en la frenética actividad que se avecina.

De nuevo La Coruña, 20 de julio de 2012, Rúa Huertas 8, sexta planta. En el despacho del notario José Guillermo Rodicio, Juan González Herrero, no sin mezcla de emoción y nervios, firma la escritura su retoño societario. Lo hace, eso sí,  como único socio propietario y administrador único, “Herrero Brigantina de Economía S.L.” Con 3000,1 euros, el capital mínimo que exige la ley,  empieza su aventura empresarial. Su mujer y sus hijas, del piso de Lugo se trasladarán a vivir definitivamente a un chalet de la localidad berciana de Cacabelos, la Villa del Cúa. Él irá como siempre detrás, le acompañarán, con el tiempo, amigos del mundo de los comerciales de seguros, algunos cargos intermedios que ha conocido en estos años e incluso familiares. “Él tirará mucho por la familia porque no se fía de nadie más. Y al final ni ellos de él”, nos adelanta una de sus futuras colaboradoras más estrechas en futuros Consejos de Administración.

Nadie salvo él se imaginaba que a partir de entonces se creará una red de empresas y sociedades -hasta 29 se calcula- que llegarán a operar en Londres, Miami y toda España con cerca de 300 empleados, facturando millones de euros y tocando con los dedos el cotizar en la Bolsa española. El último objetivo. Pero eso vendrá después. Ahora, desde el puerto de partida, desde el Cantón coruñés, sobre el faro que imita a la Torre de Hércules como logotipo escoge el eslogan que será como una letanía en los empleados: “Certo in dubium“, certeza en la duda. Aunque eso, eso es otra historia…

Continua en:  “Sky is the limit”. La estafa de Herrero Brigantina (II)

3 comentarios en “El chico tímido que soñaba ser como Alejandro Magno. La estafa de Herrero Brigantina (I)

  1. Y falta Alejandro, cómo empezó a fichar en 2018 en Nationale-Nederlanden… Cómo se llevaron datos personales de clientes para promover el cambio de carteras… Cómo NN lo encubrió para que no se revisaran las ventas que habían hecho estos sujetos cuando ya sabían que se iban a marchar y que estaban explotados laboralmente como falsos autónomos…. Cómo la DGSFP que no ha puesto ni una sola sanción por malas prácticas en los últimos años, miró y mira hacia otro lado… Cómo la CNMV sabía que había algo raro con NAIBC SA desde finales de 2020 pero no quiso notificarlo a la DGSFP… Y así concluye la historia que se ha intentado vender por algunos que está basada en la avaricia de los clientes.

  2. PERSONAJE, PARA QUE HAYA LISTOS TIENE QUE HABER TONTOS. LA LOCURA DEL MUNDO Y SU ÚNICO DIOS, EL DINERO, TODO SE COMPRA Y SE VENDE POR Y CON DINERO.

  3. No es verdad que esto sea Fórum o Afinsa… Abogados necios que querían captar rápidamente clientes y medios desinformados han contribuido a trasladar la imagen de clientes avariciosos. Cuando YO lo denuncié a la CNMV como profesional financiero que nada tenía que ver con HB, se ofrecía un producto opaco que daba un 2,5% anual garantizado. Cierto es que en ese momento había alguna entidad aseguradora que ofrecía esos rendimientos basados en bonos antiguos, pero a mí me llamó la atención lo que se contaba y lo que no se contaba. Sacar 25 euros por cada 1.000 euros invertidos no es ser avaricioso. Los que hablan, sin tener ni idea, del TOP 25 o similares, desconocen que son productos perfectamente legales en su naturaleza y que existían en el mercado y volverán a existir conforme a los ciclos del mercado… Otra cosa es cómo se usaran o cómo se vendían sin existir en el catálogo de productos y acuerdos con las aseguradoras. ¿Por qué Nationale-Nederlanden no notificó el robo de datos personales y el trasvase de pólizas a HB (prohibido por la legislación) a la AEPD y a la DGSFP cuando se detectó en 2018 con conocimiento también de alguien que ahora ocupa un puesto de alta responsabilidad en Zurich? Se podía haber parado en 2018 pero Nationale-Nederlanden no quiso cumplir con la diligencia mínima exigible entre profesionales… ¿Qué tenía y tiene que ocultar?

Los comentarios están cerrados.