Mángel: “Llego para lo más bonito”

El centrocampista asturiano volvió a jugar en Cornellà después de más de tres meses en el dique seco
Mángel Prendes
Mángel, en la sala de prensa de El Toralín. / EBD

Además de los tres puntos que acercan a la Ponferradina al playoff de ascenso, la victoria del pasado domingo en Cornellà dejó otra buena noticia para los blanquiazules: la vuelta de Mángel Prendes a los terrenos de juego después de un calvario de lesiones que le han tenido casi sin jugar durante toda la temporada y que le habían tenido en el dique seco desde el pasado 21 de enero, cuando jugó los últimos minutos del partido ante el Deportivo de La Coruña en Riazor.

“Ha pasado bastante tiempo y bastantes cosas por la cabeza”, reconocía este miércoles el centrocampista asturiano tras la sesión de entrenamiento matinal: “Pensé que iba a ser una temporada muy buena tanto en lo colectivo como en lo personal y luego se me giró todo. Al final decidí parar y tratarlo todo bien. Ahora llego para lo más bonito”. Mángel explicó que, aunque no sufrió una recaída de su primera lesión de rodilla, “sí sigue todo una línea continua, porque fue un golpe en la misma rodilla que me generó líquido”. Ahora, tras recibir un tratamiento con factores de crecimiento, “llevo dos semanas participando y sintiéndome como uno más”.


El tiempo sin jugar le ha permitido pensar mucho y, sobre todo, fortalecerse tanto física como mentalmente: “Llego para lo bonito para ayudar al equipo a conseguir el objetivo. Mentalmente estoy fuerte y le he dado mucha caña al gimnasio, salgo reforzado tras la lesión”.

A lo largo de estos meses, también vio cómo el equipo cambiaba de entrenador mientras él se encontraba tratándose en Oviedo: “No he estado aquí, pero sí estaba en contacto con los compañeros. Desde fuera puede parecer una cosa u otra, pero los jugadores estamos unidos y vamos a muerte con el entrenador que esté. Tener un buen vestuario gana partidos y la unión que tenemos se vio en la celebración del gol el domingo”.

Centrado ya en lo deportivo, Mángel confesó que la victoria en Cornellà “refuerza mucho después de una semana jodida tras perder con el Barça B. Son tres puntos que nos vienen bien porque estamos a uno del tercero y no es lo mismo jugar el playoff de quinto o cuarto que de tercero. Dependemos de nosotros y lo tenemos en la mano”. Para eso, es consciente de que es necesario ganar este domingo al Real Unión: “En casa buscamos salir a tope desde el minuto uno y pasar por encima del rival. Nos jugamos más que ellos, aunque también se jueguen cosas. Nos quedan tres partidos y dos son en casa, necesitamos a la afición y vamos a dejarlo todo en el campo para que los tres puntos se queden aquí”.